El CampilloProvinciaSucesosZZ_Slider

La Fiscalía pide prisión permanente revisable para los acusados del asesinato del anciano de El Campillo

La Fiscalía de Huelva ha solicitado prisión permanente revisable para los cuatro acusados -todos mayores de edad- de torturar y matar a J.R.F., un hombre de 78 años, en una finca de El Campillo de la que era guardés, en septiembre de 2016, tras acceder a ella para robar.

Según recoge el escrito de acusación de la Fiscalía, la misma los considera responsables de un delito de asesinato, en el que concurre el agravante de abuso de superioridad por el que les pide prisión permanente y en concepto de responsabilidad civil solicita que indemnicen conjunta y solidariamente a los herederos del fallecido en la cuantía de 90.000 euros a los herederos de su cónyuge, y 80.000 euros para cada uno de sus dos hijos.

Asimismo, entiende que los acusados también son responsables de delito de robo con fuerza en establecimiento abierto al público fuera de las horas de apertura y un delito de robo con fuerza en casa habitada por los que les pide penas que van de los seis años y seis meses a los nueve años.

Los hechos tuvieron lugar el 31 de agosto de 2016 cuando los cuatro acusados y un menor -ya condenado por estos hechos- planearon ir a la finca Calero de El Campillo porque uno de ellos había escuchado que el guardés de la misma tendría allí una importante suma de dinero.

En su camino hacia la finca, que realizaron a pie, se pararon en la piscina municipal de El Campillo, donde, tras romper la puerta del bar se apoderaron de 20 pizzas, 30 paquetes de embutidos, de helados, refrescos, zumos, bolsas de patatas fritas y dos botellas de bebidas alcohólicas, entre otros productos, valorado todo ello en 254,20 euros; posteriormente continuaron su camino.

Estas personas alcanzaron la finca alrededor de las 4:00 horas y mientras el menor y tres de ellos se escondían el otro llamó a la puerta, momento en que la víctima salió con un palo de fregona de la caseta para defenderse.

En ese momento, J.A.R. le propinó un fuerte puñetazo que lo dejo inconsciente, momento a partir del cual «comenzó un calvario» para esta persona ya que fue «fue maltratado, golpeado y torturado para que dijese dónde se encontraba el dinero» hasta aproximadamente las 7:00 horas con el objetivo, sin éxito, de que les dijera donde estaba el dinero.

Para ello, puestos de común acuerdo, le golpearon con un palo en la espalda y la cabeza, pisaron las costillas, cogieron una cobaya que José tenía en la vivienda para que le mordiera en diversas partes del cuerpo, le amenazaron con cortarle una oreja con un cuchillo de grandes dimensiones, así como le echaron restos de basura encima de su cuerpo y de un liquido de salmuera que había en un barreño.

La agonía de esta persona duró hasta las 7:00 horas cuando los acusados, una vez que habían registrado toda la vivienda, se marcharon dejando a la víctima tirado en la puerta, aún con vida, si bien fallecería instantes más tarde como consecuencia de las heridas; finalmente, el botín que lograron fueron dos motosierras, un televisor de plasma, varias cajetillas de tabaco y el DNI y la cartilla bancaria de la víctima, según el relato presentado por la Fiscalía.

También te puede interesar

No se puede comentar.

Más noticias sobre:El Campillo