Sucesos

La Guardia Civil acudió a la casa de La Zarza el miércoles pasado pero los niños no abrieron

Una patrulla de la Guardia Civil se personó el pasado miércoles en la vivienda de La Zarza en la que vivían los cuatro niños cuya madre y pareja fueron hallados muertos el sábado como consecuencia de un suicidio por ingesta de medicamentos, pero éstos «no abrieron la puerta».

«Los niños les dijeron que si su madre no abría, porque estaba dormida, ellos tampoco iban a abrir, por lo que no pudieron comprobar si esta mujer estaba dormida o muerta», ha señalado el coronel, a preguntas de los periodistas.

Así lo ha indicado este miércoles el coronel jefe de la Comandancia de la Guardia Civil de Huelva, Ezequiel Romero, quien ha explicado que la visita se produjo tras una llamada de la directora del colegio al puesto de Calañas, en el que explicó que «vio que la madre no fue a buscar a uno de los niños que salía a las dos de la tarde, y tuvo que esperar hasta las tres que salió el hermano mayor».

Por su parte, el Servicio de Menores de la Junta de Andalucía continúa recabando información y analizando la situación de los menores para determinar «por la vía de urgencia» la mejor solución para ellos que será la que garantice su bienestar y apostando por que puedan seguir viviendo juntos como hasta ahora.

Los cuatro menores se encuentran desde el sábado con el padre de tres de ellos (los más pequeños), que tenía reclamada su custodia y que al parecer, podía haber pedido la custodia del mayor.

PUBLICIDAD

LYNCIS ENERO 2021

También te puede interesar

No se puede comentar.



Publicidad

CSIF SEPT 2020

Más noticias sobre:Sucesos