Destacados

La Policía detectó «irregularidades y falseamiento» de datos en la Jefatura Tráfico

Las investigaciones desarrolladas por la Policía Nacional en el marco de la operación sobre la presunta trama de carnés falsos en la Jefatura Provincial de Huelva constataron la existencia de irregularidades y de falseamiento de datos en distintos procedimientos.

Así lo ha puesto de manifiesto hoy el Jefe de Grupo de Delincuencia Económica de la Policía Nacional de Huelva durante su declaración como testigo en el juicio que por esta causa se celebra en la Sección Tercera de la Audiencia Provincial.

Ha explicado que antes de solicitar la intervención de las comunicaciones telefónicas de una de las examinadoras en junio de 2008, se llevaba ya un año recabando datos en relación a la posibilidad de que un grupo de funcionarios de la Jefatura de Tráfico podrían estar cometiendo hechos delictivos.

Las investigaciones se iniciaron, ha dicho, debido a que les habían llegado «muchos rumores» de que esto podría ser así, concretamente de que «personas relacionadas con el mundo del narcotráfico estaban obteniendo carnes de conducir de forma fraudulenta».

«Eran tantas las noticias y la rumorología que el jefe provincial de la Comisaría decidió abrir una investigación», ha apuntado, precisando que a partir de ahí se obtuvo información de confidentes e incluso de alguien de dentro de la propia Jefatura de Tráfico que apuntaba «ciertas irregularidades y falseamiento de datos en determinados expedientes».

Ante esto, la Policía consideró que «la única vía para obtener un resultado positivo» era solicitar una primera intervención telefónica de una de las examinadoras de práctico acusada en la vista, por considerar que «era una de las mediadoras en este tipo de trámites».

«Desde las primeras llamadas intervenidas obtenemos ciertos datos e indicios que apuntaban a que al menos había ciertos carnés que se obtenían de manera irregular», ha precisado el jefe de la investigación, quien además ha indicado que existía un procedimiento para que los examinadores de teórico supieran cuál eran los exámenes de determinados alumnos, que consistía en colocar un código diferente en los mismos.

En este punto, ha explicado que en el volcado del ordenador del ex Jefe Provincial de Tráfico, Andrés Sánchez Buenaposada, principal acusado en la causa, se detectó un correo electrónico del Jefe de Tráfico de Bilbao en el que se le informaba de que «había alumnos de teórico que no introducían el código del día sino otro».

Este correo electrónico tenía respuesta de Sánchez Buenaposada en la que le indicaba que ya se había detectado y se habían puesto los hechos en conocimiento del juzgado, si bien «no constaba denuncia en ese sentido», ha especificado el investigador.

image_pdfPDFimage_printIMPRIMIR
To Top

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies