Con nombre propioÚltima Hora

La profesora olontense Domínguez Martín lidera el estudio que demuestra cómo la cianobacterias captan la luz

La revista Nature ha publicado un estudio en el que se explica cómo las cianobacterias captan la luz. Este estudio se ha elaborado por María Agustina Domínguez Martín, profesora de la Universidad de Córdoba y natural de Gibraleón, que ha logrado, por primera vez, enseñar la estructura tridimensional completa de los ficobilisomas, las antenas encargadas de que las cianobacterias puedan realizar la fotosíntesis.

Estas bacterias, uno de los principales pulmones del planeta, producen la mitad del oxígeno que consumimos. La primera autora de este estudio, María Agustina Domínguez Martín, desarrolla por primera vez en detalle la estructura del macrocomplejo de proteínas que forman las antenas que las cianobacterias emplean para realizar la fotosíntesis y que hasta ahora se desconocía sobre cómo estaban ensabladas las dierentes partes de los ficobilisomas.

Además, el estudio encabezado por la investigadora de la UCO ha revelado la existencia de otras dos conformaciones desconocidas hasta ahora, donde las antenas pueden obtener diferentes posiciones. “Esto va a cambiar la forma de ver los ficobilisomas al considerarlos de forma más dinámica y añadir un posible nuevo nivel de regulación de estos”, explica Domínguez Martín. Además, han arrojado luz en el proceso de la fotoprotección, un proceso que permite que las células se protejan cuando reciben excesiva luz.

En el caso de las cianobacterias se trata de una proteína muy pequeña, llamada Orange Carteonoid Protein (OCP), que, cuando hay exceso de luz, se activa y se une al ficobilisoma para disipar el exceso de energía en forma de calor. Aunque estas proteínas ya se conocían de antes, el equipo investigador ha descubierto cuántas son en concreto (cuatro) y el lugar exacto donde se unen a los ficobilisomas para poder proteger a la cianobacteria del exceso de sol, con un nivel de resolución estructural sin precedentes en estas proteínas.
Este nuevo estudio arroja luz a muchas incógnitas que estaban sobre la mesa respecto a la estructura de estas antenas gigantes y el mecanismo de fotoprotección, pero a la vez abre una serie de nuevas incógnitas para el campo de la fotosíntesis.

Fuente: Universidad de Córdoba y Revista Nature.

También te puede interesar

No se puede comentar.



Publicidad

CSIF - 20 JUN 2022

Más noticias sobre:Con nombre propio