Universidad

La Universidad de Huelva contribuye a generar una cultura compasiva y a la normalización del proceso de muerte

La Universidad de Huelva ha celebrado este jueves sus IV Jornadas Internacionales de Competencia Cultural al Final de la Vida, un encuentro que ha contado con la participación de diversos ponentes expertos en la materia y que ha tenido como objetivo la generación de “una cultura más compasiva” y la “normalización del proceso de muerte”, tal y como ha destacado la directora del Área de Salud de la Onubense y presidenta de las jornadas, Begoña García Navarro, durante el acto inaugural del evento.

Para ello, las jornadas han contado con la participación de “profesionales que están dedicando sus esfuerzos a la creación de una cultura compasiva”, ha proseguido García Navarro, tras lo que ha invitado a todos los asistentes a “disfrutar de este proceso de normalización de la muerte” y a contribuir a “que se genere una Huelva compasiva. En eso estamos”, ha recalcado la también profesora del Departamento de Enfermería de la Universidad de Huelva.

Asimismo, las jornadas también han incluido la celebración del III Seminario de Comunidades Compasivas Universitarias en el Espacio Transfronterizo, una actividad que se enmarca en “una red y tejido social que estamos creando entre cuatro universidades españolas y portuguesas que apostamos por el acompañamiento al final de la vida y la normalización del proceso de muerte”, ha explicado la propia Begoña García Navarro.

Las jornadas, organizadas por la Dirección de la Unidad de Salud de la UHU, perteneciente al Vicerrectorado de Agenda 2030, han contado con el apoyo del Centro de Investigación sobre Pensamiento Contemporáneo e Innovación para el Desarrollo Social (Coideso), un centro que cuenta con 26 grupos de investigación de la Universidad de Huelva, tal y como ha explicado su directora, Carmen Fonseca.

La máxima responsable del Coideso ha destacado que todos estos grupos de investigación tienen una cosa en común: “el estado de los retos sociales”, ha subrayado, tras lo que defendido la necesidad de que los participantes de estas jornadas “nos guiéis”, pues “os necesitamos” en la generación de la cultura de la compasión al final de la vida, ha manifestado.

También el Consejo Social de la Universidad de Huelva ha respaldado las jornadas. “Como creadores de los puentes entre la Universidad y la sociedad onubense, este patrocinio viene de nuevo de nuestra ayuda a las relaciones con la sociedad”, ha remarcado la secretaria del Consejo Social, Teresa Herrera.

Tras el acto inaugural, las jornadas han dado comienzo con una ponencia sobre ‘Trabajar en cuidados paliativos y no morir en el intento. Hablando de Sufrimiento y de Resilencia’, impartida por dos médicos que se dedican a la medicina paliativa, Rafael Mota Vargas, en el Hospital Universitario de Badajoz, y Alberto Meléndez Gracia, en el Servicio Vasco de Salud.

Ambos médicos han destacado que decidieron optar por esta profesión por su vocación de servicio y de ayudar a las personas, por lo que se han mostrado en contra del modelo de la medicina como ciencia que trata enfermedades y no personas, o de prolongar la vida de la gente a costa de su sufrimiento.

También te puede interesar

No se puede comentar.



Publicidad

CSIF - 20 JUN 2022

Más noticias sobre:Universidad