Universidad

La Universidad de Huelva pone la primera piedra de su futura Residencia de Estudiantes

La Universidad de Huelva (UHU) ha puesto este jueves la primera piedra de la que será su Residencia de Estudiantes, que contará con 320 habitaciones con 440 plazas (190 individuales, 120 dobles y 10 plenamente accesibles para personas con movilidad reducida), zonas comunes y piscina comunitaria.

La futura residencia universitaria, que se construye en una parcela ubicada junto a la Avenida de las Fuerzas Armadas, supone una inversión superior a los catorce millones de euros y contará con una superficie construida de 10.500 metros cuadrados. Con una altura de cinco plantas y semisótano, contará con galería, sala de reuniones, lavandería, vestuarios, cuartos de instalaciones, gimnasio, sala de estudio-coworking, sala de estar y juegos, comedor o cocina, entre otras instalaciones.

La construcción y explotación de la residencia correrá a cargo de la empresa RU Status El Carmen Huelva, que ha sido la concesionaria del proyecto, que forma parte del programa de gobierno de la rectora, María Antonia Peña, para quien este edificio es una “apuesta estratégica” para atraer estudiantes hacia la Onubense, así como una infraestructura largamente anhelada por la comunidad universitaria, que permitirá dar cobertura a la demanda de alojamiento a investigadores y docentes que visiten o realicen estancias en la Universidad.

Asimismo, su construcción será un ejemplo de edificio sostenible, ya que contará con certificado BREEAM de categoría ‘Bueno’. BREEAM® (Building Research Establishment Environmental Assessment Methodology) es el método de evaluación y certificación de la sostenibilidad en la edificación técnicamente más avanzado y líder a nivel mundial por el número de proyectos certificados desde su creación en 1990.

El certificado evalúa impactos en 10 categorías: Gestión, Salud y Bienestar, Energía, Transporte, Agua, Materiales, Residuos, Uso ecológico del suelo, Contaminación e Innovación. Además, el método de licitación, la concesión administrativa para la construcción y explotación de la residencia, permitirá a la Universidad de Huelva la construcción del edificio y la prestación del servicio sin coste alguno para los fondos propios de la Universidad.

El proyecto plantea un edificio con estructura en ‘peine’ que se conforma con tres patios interiores que se abren a la fachada oeste, con frente al vial interior paralelo a la Avenida del Tres de Marzo. La permeabilidad y conexión en la dirección norte-sur se establece con unas fachadas muy acristaladas a nivel de suelo y con un recorrido que permite atravesar los cuatro peines del edificio y los tres patios, manteniendo la conectividad. De esta forma, se mantiene la imagen del resto de edificios universitarios, con piezas abiertas y no en manzana cerrada.

El acto de colocación de la primera piedra ha estado presidido por la rectora de la Universidad de Huelva, María Antonia Peña, para quien con este con este proyecto “cumplimos un sueño que empezó hace cinco años, cuando llegamos al Rectorado. Éramos la única universidad andaluza que no tenía residencia de estudiantes y queríamos tenerla”, de modo que, aunque “era complicado porque no podíamos utilizar fondos propios y había que buscar financiación externa, empezamos a explorar fórmulas y hemos trabajado en esa línea sin desilusionarnos nunca”, ha proseguido.

Peña ha destacado la importancia de la residencia “para nuestro estudiantado, principalmente para el estudiantado internacional, que a veces se incorpora a mitad del curso y tiene complicado encontrar alojamiento”, así como para “el profesorado que nos visita en jornadas, congresos o estancias de investigación”, pero también para la ciudad, “porque la residencia nos proyecta y nos da una personalidad universitaria más potente”, ha subrayado.

Asimismo, la rectora de la UHU ha manifestado que este proyecto “nos pone a la cabeza de las residencias universitarias andaluzas”, pues se adapta al “concepto actual de la vida del estudiante”, con “espacios de convivencia para desarrollar actividades con los compañeros”, además de “muy moderna” y con una “enorme calidad y sostenibilidad”, pues cuenta con sello Breeam de escala mundial, que “asegura que tiene rendimientos de sostenibilidad muy importantes”, ha señalado.

La rectora ha mostrado su agradecimiento, por un lado, al Ayuntamiento de Huelva, por facilitar la tramitación administrativa; por otra parte, a la empresa concesionaria, que es la que lleva a cabo la inversión a cambio de la cesión del uso del suelo durante 40 años; y por último “a todo mi equipo, que se ha volcado con este proyecto”.

El acto también ha contado con la presencia del alcalde de Huelva, Gabriel Cruz, para quien este es “un día muy especial”, pues “comenzamos a cumplir un viejo sueño, tener nuestra propia residencia universitaria”, que supone “avanzar en el camino que emprendimos hace dos años con el proyecto ‘Huelva, ciudad universitaria’, una ciudad abierta en la que se puedan desarrollar todas las inquietudes”.

Cruz también ha puesto en valor “el elemento de sostenibilidad” de este proyecto, tras lo que ha agradecido el “continuo esfuerzo de la rectora por pelear para sacar adelante un equipamiento como este” y la iniciativa de la empresa. Pese a las actuales circunstancias, con un incremento de costes que hace que muchos proyectos sean inviables, este ha podido salir adelante “gracias al compromiso de la Universidad y de la iniciativa privada”, ha concluido.

Por su parte, el delegado de la empresa concesionaria, Pedro Artés, ha agradecido a la Universidad “que haya confiado en la iniciativa privada que presentamos” y que “iniciamos con mucha ilusión de seguir trabajando para que en el curso 2024/2025 la residencia esté completamente acabada”.

El acto también ha contado con la presencia de miembros de la comunidad estudiantil de la Universidad de Huelva.

También te puede interesar

No se puede comentar.



Publicidad

CSIF - 20 JUN 2022

Más noticias sobre:Universidad