ZZ_Destacado-portada

Las Cocheras acogen la exposición ‘Huelva es Rocío’ y el homenaje a Fernández Jurado

Arranca un mes primaveral donde se hará aún más patente que las muestras ‘Huelva es Rocío’ y el homenaje a Eduardo Fernández Jurado

Tarde-noche donde se escribe una nueva página de esa gran historia que los rocieros onubenses escriben con amor, dedicación, trabajo y, lo más importante, unidos y centrados en el amor a su Madre, la Virgen del Rocío.

Anoche se inauguraba la primera de las tres salas expositivas que durante un mes desde hoy, día 8, hasta el próximo 7 de mayo podrán contemplar en Las Cocheras del Puerto, Casa Colón y en la Sala de la Provincia de la Diputación.

Ayer fue la inauguración de la primera, que tanto la Hermandad Matriz como la de Huelva quisieron que fuera Emigrantes quien abriera las puertas de este mes donde recordaremos que ‘Huelva es Rocío’, al celebrar su cincuentenario como filial rociera.

Y la jornada comenzaría como no puede ser de otra forma entre los rocieros con los sones de la flauta y el tamboril a cargo del grupo de la hermandad anfitriona, dando la bienvenida a todas las autoridades onubenses de las distintas administraciones, Estado, autonómico, provincial y local, agentes sociales y empresarias y la representación de la Matriz, Huelva y Emigrantes.

La entidad que nació hace ya 50 años en Alemania, en la ciudad de Bocholt, inauguraba esta muestra que rinde homenaje a su presidente eterno, hermano honorario de la Hermandad de Huelva, medalla de Huelva, letrista de múltiples canciones a la Blanca Paloma, pregonero de su Virgen del Rocío, y de nuestra Semana Santa, extraordinario médico, poeta, bohemio, soñador y, sobre todo, extraordinaria persona, Eduardo Fernández Jurado.
El gran periodista de Teleonuba Nacho Molina sería el conductor del emotivo homenaje que se realizaba con motivo de la apertura de ‘Huelva es Rocío’ con bellas palabras y dando paso al Coro de la Hermandad de Emigrantes que también se sumó al homenaje a Eduardo cantando y rezando ‘Mi fe se llama Rocío’, ‘Salta la reja almonteño’, ‘Cómo le cambia la cara’ y ‘Enamorado de ti, Rocío’.

Seguidamente Molina señalaba que ‘Huelva es Rocío’ pretendía que “este no se aleje, que no se vaya, que no se pierda”, cediendo la palabra al presidente de la junta de gobierno de la Hermandad Matriz, Santiago Padilla, quien saludaba a todas las autoridades presentes vicario de Hermandades, en representación del obispo de la Diócesis; representantes municipales, provinciales, autonómicos, nacionales, agentes sociales y económicos y señaló durante su intervención como esos sones de tamboril y esas sevillanas escritas por Eduardo “nos transportaban a tiempos pasados y que pronto recuperaremos”. Recordó “los dos grandes acontecimientos para la historia del Rocío y que no debemos olvidar” del siglo XIX. “Uno fue la fundación de la Hermandad del Rocío de Triana. Que significaba la llegada del Rocío a Sevilla. Y el segundo hecho o acontecimiento importante de ese siglo, la fundación de la Hermandad del Rocío de Huelva”. “Es el nacimiento de la devoción a la Virgen del Rocío en Huelva”. Asimismo, reconoció “la generosidad y alcance que han tenido los presidentes de Huelva y Emigrantes para hacer realidad este acontecimiento”. “Sumar, multiplica y hemos hecho un acto que va a transcender a toda la ciudad de Huelva, hemos conseguido implicar a muchas instituciones”, anunciando además que aparte de estas tres exposiciones “se van a llevar a cabo otros actos paralelos en la Universidad, en la Fundación Caja Rural del Sur y en distintos lugares de Huelva” en esta primavera gris que nos ha tocado vivir por segundo año consecutivo.

Padilla tuvo palabras especiales para Emigrantes, que este año debería estar celebrando su cincuentenario, recordando su nacimiento en la ciudad alemana de Bocholt, “en aquel club hispano alemán del que también formaban parte un nutrido grupo de almonteños”, que marcharon a ese país en busca de fortuna. En la exposición de Las Cochetas “podremos contemplar el primer Simpecado de esta hermandad”. Asimismo, recordaba su vuelta a Huelva, que se lo contara Francisco José. Su llegada a Madrid, con unos cultos especiales, su traslado a Sevilla, donde también se celebraron unos cultos especiales en Triana y la llegada a Huelva para permanecer un tiempo en una casa de la calle Blanca Paloma de Huelva, su posterior traslado a Aljaraque y el regreso a Huelva, a la plaza de los Dolores, para finalizar en su casa del Paseo de la Glorieta. Recordó a quien pintó el primer Simpecado, a uno de sus fundadores, Juan Gil Zamora, y al homenajeado Eduardo Fernández Jurado.

Su intervención terminó con la entrega a Pilar Miranda, presidenta de la Autoridad Portuaria de Huelva y “extraordinaria anfitriona”, de un bonito detalle, que emocionada agradeció y lo hizo extensivo a todo su gran equipo de profesionales que le acompaña, un gesto que la define.

Nacho decía que tenemos “el puerto más rociero que hay”, antes de dar la palabra al presidente de la Hermandad de Emigrantes, Francisco José Garrido, quien recordaría los 50 años de la filial rociera que preside, recordando “los 50 años que Emigrantes camina por la senda de la fe bajo el manto y protección de Nuestra Madre del Rocío”. “Han sido muchos los caminos desandados por Emigrantes con su Simpecado, pintado por Matías Aceitón”: Bolchot, gracias a un nutrido grupo de onubenses en aquellos encuentros campestres, Madrid, Sevilla, Huelva a finales de los años 60, Aljaraque, donde nació como hermandad y filial rociera y de nuevo Huelva para quedar ubicado en el popular barrio de las Colonias donde creció como hermandad y su trasladó definitivamente en 1998 a su sede del paseo de las Glorietas.

“Han sido 50 años de ilusión, 50, años de fe, 50 primaveras caminando bajo el amparo y protección de la Reina de las Marismas, 50 años de fe para postrarse a los pies de la Blanca Paloma. Es imposible referirse sin olvidarse de la visita a su Simpecado de su alteza real la Reina doña Sofía, la visita del Papa Juan Pablo II, la concesión de la medalla de Huelva por el entonces alcalde de la ciudad Juan Ceada Infantes. En sus años de historia Emigrantes ha creado su identidad propia, muy singular. Es imposible referirse a Emigrantes sin acordarse de Paquita, Cristóbal, … de todos aquellos rocieros que años tras años se trasladan a la aldea con sus carros cuajados de flores de papel como ofrenda de amor a Nuestra Madre, es imposible referirse a Emigrantes y no tararear ninguna de las sevillanas de nuestro querido Joseli, Es difícil hablar de Emigrantes sin recordar al tío Carlos, a la familia Arestoy, a Juan Gil Zamora, a la gente de El Rompido, a los Brioso, a los Ortiz, Barneto, Polo, familia Palanco. Es imposible hablar de Emigrantes y no acordarnos de Eduardo Fernández Jurado, toda una institución en Huelva y en el mundo rociero, pregonero incansable del Rocío y que nos dejó el pasado año 2019 siendo presidente de esta hermandad. Hablar de Emigrantes es hablar de las hermanas Oblatas, de la plaza de Los Dolores, de su Mensajera, del miércoles de ‘amanecía’, Venancio y Manoli, de Almonte de sus sones de campanillas cruzando los senderos, Tres Rayas,…”.

“Emigrantes cumple 50 años de historia, una efeméride que deberíamos estar celebrado con alegría, pero que tuvimos que aplazar debido a la crisis sanitaria y para celebrarla en otro mejor momento. Se cancelaron los cultos, la salida extraordinaria desde Aljaraque, las acciones culturales, nuestra peregrinación extraordinaria por el cincuentenario y todo un extenso programa de actos que durante más de un año viene trabajando un nutrido grupo de hermanos ilusionados”.

“Gracias Santiago, gracias Hermandad Matriz, Gracias Almonte, gracias por esos 50 años de regalos. ‘Huelva es Rocío’, que contará con tres salas expositivas donde Emigrantes tendrá un papel especial. Gracias Antonio Ramos, han sido unos días difíciles, gracias a todo el equipo de trabajo de la Hermandad de Huelva, Juan Carlos, Pedro, a todos mis hermanos de Emigrantes, grupo de mayordomía, camaristas y a mi hermano mayor. Gracias a todos los artistas que habéis contribuido con vuestras obras a esta ‘Huelva es Rocío’. Gracias a la familia Fernández Jurado, a mi coro, Nacho Molina, y como no al Ayuntamiento de Huelva, Diputación Provincial y Autoridad Portuaria de Huelva, ya que sin cada uno de vosotros hoy no podríamos estar diciendo a los cuatro vientos que Huelva es Rocío”. “La unidad del mundo rociero vuelve a poner de manifiesto como ya hiciera en 2018 el caudal de fe y esperanza”.

Seguidamente Nacho Molina volvía a dar paso al coro de Emigrantes que esta ocasión cantó ‘Desde el mismo rey pá bajo’, ‘Agarrado a tus varales’, ‘Los almonteños la traen’ y ‘Almonteño y rociero’.

Posteriormente, tomaron la palabra los hermanos de Eduardo Fernández Jurado: Modesto, Antonio y Juan Francisco. El primero en intervenir fue Modesto para decir que “no iban a hablar los tres porque si no tendríamos hasta mañana al amanecer”. Hemos decidido que hable Antonio. Aprovechó un minuto, para decir tres cosas importantes. La primera, “agradecer a la Hermandad Matriz, a Pepe, el presidente de Emigrantes, y a su junta de gobierno, que tanto cuidáis la memoria de Eduardo, y no solo a la junta de gobierno, también al cuerpo social de la hermandad porque no hay ni un solo
día que vea a alguien de Emigrantes que no me recuerde a Eduardo. Darle las gracias al Puerto por habernos traído la memoria de Eduardo. Y sobre todo se lo digo al presidente de la Matriz, el inmenso amor que ponía Eduardo por la Virgen del Rocío en su palabra, letra, el amor a Almonte. Gracias por nombrarlo hermano honorario y, por último va hablar Nono de la familia, de los que se fueron, de los que estamos y de los que han llegado, porque hace poco ha llegado un Eduardo, que ya estamos educando en cofrade y, por supuesto, presidente de la Matriz, en rociero”.

Antonio Fernández inició su alocución señalando “que con esto último que ha dicho Modesto, solo tengo que decirle una cosa y lo digo delante de todos vosotros cada uno tenemos la edad que tenemos, pero yo soy el único que todavía no es abuelo». “Quién nos iba a decir a nosotros que hoy nos íbamos a encontrar aquí, en estas instalaciones, con la carga afectiva que supone, porque cuando este puerto iniciaba su andadura, nuestro padre era presidente, y después de cuarenta y tantos años nos encontramos aquí contigo de presidenta, con la memoria de nuestro hermano y el recuerdo de nuestro padre”. “La pandemia individualizada comenzó para nosotros en el año 2019. Yo recuerdo que el último pregón que dio Eduardo fue el de la Hermandad de Emigrantes en el mes de mayo y justo unos meses después fallecía nuestro hermano Jesús, por cierto y permítame que reivindique que cuando ese Museo Arqueólogico se haga una realidad la figura de Jesús figure como gran arqueólogo que fue de la Diputación”. Como vulgarmente se dice “se van primero los mejores” y entre Jesús y Eduardo no llegaron a los seis meses de su despedida. “Evidentemente nos quedado los normales, ellos eran dos genios”. Especialmente Eduardo que es el motivo de nuestra presencia aquí. Yo tengo que hacer, no me gusta decir denuncia, pero sí decir que nos sentimos muy dolidos los tres porque hoy podría haberse tenido en esta exposición una especie de biografía cronológica de la producción pregonera de Eduardo con relación al Rocío.

Lamentablemente, el representante de sus herederas legales, no sabemos qué pasa con ese patrimonio de Eduardo, no sabemos ni dónde está ni lo que se ha hecho con él, ni si se ha destruido o se conserva. No lo sabemos. Lo que sí sabemos es que en estos momentos Huelva no puede disfrutar ni exponer públicamente no ya bibliografía escrita de Eduardo porque alguna queda, ya que queda como todos sabéis de Eduardo lo regalaba todo, pero alguna queda. Hay una gran cantidad de recuerdos, algunos de ellos verdaderas obras de arte como pueden ser los pergaminos que le regalaron muchas hermandades y Eduardo tenía desde una humilde placa de metacrilato hasta un pergamino de Paco Llonis o de Domingo Franco, que son verdaderas obras de arte y que en estos momentos Huelva no tiene acceso a ellos en base a no sé qué criterio pero sí que podría dar cuenta de ello el representante de sus herederas legales”. Pero no es día de hablar de esto ya. Eduardo pudo ser un extraordinario jugador, haber desarrollado su gran carrera profesional, que ya la hizo en Huelva, pero sin embargo vino a Huelva y se quedó en Huelva. Eduardo tenía siempre la palabra Huelva como referencia en su mente y su corazón”. Añadía que “la sangre de Eduardo era tremendamente rebelde porque en la sangre se veía ese carácter, de hecho Eduardo estuvo a punto de morirse en dos ocasiones, porque se rebelaba su sangre al propio tratamiento”.

“Eduardo, como era un personaje inteligente, se convirtió en un profesional de la improvisación y en nuestra casa en las noches de estudiantes, cuando éramos un pequeño parlamento bajo la presidencia de nuestra madre, que nos realizaba jerséis de punto. Eduardo tenía tal habilidad que cuando tú argumentaba algo en contra y se daba cuenta que sus argumentos no eran buenos a los cinco minutos lo hacía como propios y al final te convencía con tus propios argumentos y esas eran las habilidades de Eduardo y las transfería continuamente. Eduardo siempre iba de frente, en el fondo era muy inocente, no era nadie que tuviera marcada una estrategia en su vida. El constantemente improvisaba y eso le costó muchas veces muchos disgustos, pero eso era inherente a su propia personalidad”. Terminó diciendo que “seguramente Eduardo murió a la misma hora en que los almonteños saltan la reja”.

Posteriormente, tomaba la palabra Juan Francisco, último hermano de Eduardo, que agradeció este sencillo homenaje, a la Hermandad de Emigrantes, diciendo que “al final uno se siente uno más de la familia”. Asimismo, quiso saludar a D. Emilio, vicario general de Hermandades, con el cual ha compartido muchos momentos, y del que dijo “es muy amigo del Papa Francisco”. Decía haber venido a “regañadientes”· Recordó la noche que había comentado Nono de parlamento en su casa y su trabajo en La Palma del Condado y como toda la provincia vivía el Rocío y en concreto esta localidad del Condado onubense que esos días se “encontraba completamente vacía” y finalizó contando alguna anécdota con Eduardo.

Se acercaba el final de una noche especial que quedará escrita con letras de oro en ese gran libro de las hermandades rocieras de Huelva con la proyección de un video sobre los cincuenta años de Emigrantes.

Llegó el turno de que tomara la palabra Pilar Miranda, presidenta de la Autoridad Portuaria de Huelva, y anfitriona de esta magnífica exposición que no debería perderse ningún onubense que cerraría el turno de intervenciones señalando que “para mí es todo un honor que hoy aquí nos juntemos y nos juntemos todas las administraciones públicas, que nos juntemos todas las hermandades de Huelva y la Hermandad Matriz, los agentes sociales y económicos es todo un placer, porque cuando nos reunimos las administraciones y los agentes sociales y económicos Huelva va ‘pálante’. Enhorabuena y gracias a los hermanos Fernández Jurado. Me habéis emocionado. Muchísimas gracias a todos los que estáis aquí. Muchas más personas querían estar pero que por motivo de la pandemia tenemos que ser responsables y limitar el aforo”.

Finalizó diciendo que agradecía el ejercicio de generosidad de las hermandades. Han ido como una piña, A Antonio y a todos los equipos de las hermandades que han trabajado muchísimo, también dio las gracias a sus compañeras del Puerto que han trabajado día y noche con unas ganas como siempre lo hacen. Asimismo, agradeció a todas las familias y las personas por mantener nuestras tradiciones y, sobre todo, por querer a la Virgen del Rocío”
Cerró el acto el coro rociero de la hermandad cantando la salve de Emigrantes y los vivas del hermano mayor de la filial rociera José Antonio Ortiz Morano a la Virgen del Rocío, la Blanca Paloma, la Reina de las Marismas, la Hermandad Matriz de Almonte, la Hermandad de Huelva, la Hermandad de Emigrantes y que viva por siempre la Madre de Dios.

‘Huelva es Rocío’ abarca tres exposiciones que estarán ubicadas en las Cocheras del Puerto de Huelva; ‘Manuel Siurot. Un rociero universal’, podrá visitarse en la Casa Colón; y ‘El Rocío en Platero y yo’, una muestra que acogerá la Sala de la Provincia en la Diputación Provincial.
Las muestras reúnen obras de diferentes disciplinas, dibujos, grabados, cerámicas, pinturas, joyas, etc. con la devoción a la Patrona de Almonte como eje principal de artistas locales, provinciales y andaluces. Emigrantes estará

muy presente hasta el próximo día 7 de mayo, ya que se podrán observar letras del compositor, que fuera presidente de esta filial, Eduardo Fernández Jurado, y la celebración del cincuentenario de la fundación como hermandad rociera.

PUBLICIDAD

LYNCIS ENERO 2021

También te puede interesar

No se puede comentar.



Publicidad

CSIF SEPT 2020

Más noticias sobre:ZZ_Destacado-portada