PUBLICIDAD

Emisión Misas Diarias
Firmas

Las crisis citan a los gobernantes con la Historia

A los que nos apasiona la Historia, sabemos que hay momentos y situaciones que hacen emerger a los verdaderos lideres (prohombres que se decía antes) y, esos mismos momentos también nos sirven para ver la incapacidad, indignidad y pequeñez de otros.

Sin esos momentos decisivos, muchos personajes mediocres habrían pasado sin pena ni gloria pero siempre nos habrían dejado la duda de su capacidad, porque la Democracia, este sistema que heredamos de los griegos y que no conseguimos perfeccionar tras 2.500 años de ensayos, periódicamente nos pone ante nuestras propias miserias y nos hace que votemos y respaldemos a aquellos que no nos ponen en evidencia ante nosotros mismos, vamos, que votamos a los que mas identificamos con nuestra propia mediocridad.

En los años 30 del siglo pasado, se dieron cita múltiples acontecimientos trascendentales que pusieron de rodilla a la mayor parte de los países occidentales, los mas industrializados y avanzados económica y socialmente en aquel momento. Tras los felices años 20 y el periodo de entreguerras, donde todo parecía fluir en paz y alegría, todo se precipitó hacia un profundo pozo, tras la Gran Depresión de octubre de 1929. Esta crisis económica supuso una prueba de fuego para los gobernantes y sus asesores económicos.

Pocos hicieron caso a Keynes y su receta precursora de la posterior socialdemocracia, tampoco pensaron que estrangulando a Alemania, con la imposición de sanciones derivadas del Tratado de Versalles, estaban alimentando a un “dragón dormido” y dándole los motivos y argumentos para rearmarse e incumplir las condiciones “draconianas” impuestas por los vencedores. En ese estado de cosas nos encontramos con unos lideres políticos que difícilmente olvidaremos: Mussolini, Hitler, Stalin, Churchill, de Gaulle, Roosevelt, Truman, etc. Pero también hubo otros, que no los recordamos tanto: Chamberlain, Lebrun, Daladier, etc..
A los primeros los recordamos porque, independientemente de que nos sintamos o no identificados con ellos y/o sus ideas, fueron capaces de crecerse ante la adversidad y han pasado a la Historia por sus decisiones, erróneas o acertadas. Pero hoy me voy a referir a los otros, a los relacionados en segundo lugar, y especialmente a Chamberlain.

Miren ustedes, Chamberlain, fue presidente del gobierno británico entre 1937 y 1940, unos años decisivos para el devenir de Europa, y todos sabemos lo que pasó en 1939 y previamente en España de 1936 a 1939. En estos dos “acontecimientos históricos” este señor tuvo una participación decisiva y en los dos acontecimientos adoleció del mismo problema, su cobardía a la hora de tomar decisiones de gobierno. Ha pasado a la Historia por ser el ideólogo o, al menos el que puso en práctica, la “política de apaciguamiento”, respecto a la Alemania nazi y la Conferencia de Múnich de 1938. En esta Conferencia, el y su homólogo francés Daladier aprobaron la incorporación de los Sudetes (Checoslovaquia) a Alemania y todo para no “enfadar” a Hitler y así evitar la guerra. La consecuencia de esa claudicación fue la posterior invasión por parte de Alemania del resto de Checoslovaquia, ante la pasividad y cobardía de aquellos gobernantes que no estuvieron a la altura de la Historia.

He querido hacer esta larga introducción para que entiendan lo que siento, en estos momentos ante la dubitativa forma de gobernar de Pedro Sánchez y su “escondido” vicepresidente Pablo Iglesias. Y no me sirve que me digan que el segundo esta de cuarentena por el coronavirus, porque no esta imposibilitado y para eso está el tan denostado “plasma” que es a través del que se comunica su presidente Sánchez.

Desde que se inició la “crisis del Coronavirus” hemos asistido al mayor cúmulo de desmanes que puede cometer y mal gobernante y en el menor tiempo posible.

Hoy es viernes 13 de marzo de 2020. Aunque parezca una eternidad, solo han pasado 5 días de las manifestaciones masivas del 8-M convocadas por los partidos y asociaciones feministas en toda España. El viernes pasado habían 350 afectados y 8 muertos en toda España y nuestro gobierno animaba a la gente a salir a las calles y plazas a manifestarse, a pesar de que tanto la OMS como los gobiernos de Italia y China ya estaban advirtiendo que había que evitar las aglomeraciones y concentraciones de personas. En estos momentos hay 4.505 infectados y 121 muertos, esa irresponsabilidad ha multiplicado el numero de afectados por 13 en 5 días y por mas de 15 los muertos.

Pero primó su “ansia electoral” por encima de su “responsabilidad gubernamental” y sobretodo tenían que dejar claro que la calle y el feminismo era de “ellos” y no de las demás mujeres (¡No bonita, no!!). Solo por ese acto de irresponsabilidad ya tendría que haber dimitido el gobierno en pleno y haberse formado un “Gobierno de Emergencia Nacional”. Pero lo peor estaba por llegar.

Hemos tenido al gobierno escondido y, por su propia irresponsabilidad, parte de ese gobierno, en particular dos mujeres ministras, infectadas por el coronavirus, seguramente el 8-M. Ayer, por fin, salió el presidente, mas solo que la una, a no decir nada o, lo que es peor, a crear mas desconfianza aún y a generar mas miedo e incertidumbre. Se limitó a decirnos que “adoptarían las medidas que fuesen necesarias, en el momento que fuese necesario”, pero no detalló cuales serian esas medidas. ¡Todo patético!.

Parecía imposible superar el “esperpento” pero, hoy, ha sido ampliamente superado. Convocó, nuestro presidente, a todos lo medios de comunicación a través de las redes y sin presencia de periodistas a las 14:30. Todas las cadenas nacionales y autonómicas conectaron a esa hora, cual ¡Haló Presidente! venezolano, pero no apareció hasta una hora después, generando mayor incertidumbre y desasosiego en la población en general, como es lógico.

Pues bien, cuando por fin aparece, nos dice, sin mirar a la cámara, que “mañana nos va a anunciar la aprobación en Consejo de Ministro de la declaración de Estado de Emergencia en todo el territorio nacional”.
Es decir del esperpento hemos pasado, hoy, a lo kafkiano. Y mientras tanto, hoy viernes, con todos los escolares sin clases hasta dentro de dos semanas, se ha producido una desbandada desde Madrid y otras ciudades hacia las playas que es justamente lo menos indicado en estos casos, en el que los científicos nos piden que estemos recluidos en nuestras casas como única forma de evitar la dispersión y el contagio del virus.

Yo sé que los hooligans de este gobierno dirán que ya he pedido en varias ocasiones que dimita y yo creo que me quedo corto. Si alguna vez la Justicia analiza los hechos que aquí, sucintamente he narrado, es muy posible que existan motivos para perseguir penalmente a este gobierno pleno, por haber puesto en riesgo la salud y la vida de los ciudadanos a los que estaban obligados a defender y proteger.

Todas las formas de gobierno son valoradas exclusivamente en la medida en que tienden a promover la felicidad de quienes bajo ellas viven. -Adam Smith-

image_pdfPDFimage_printIMPRIMIR
To Top

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies