FirmasÚltima Hora

Las prisas de Macarena

Macarena Olona quiere volver. A menos de dos meses de abandonar la política tras alegar motivos de salud, la exparlamentaria andaluza anuncia que pedirá una reunión a Santiago Abascal para preguntarle si caminan juntos «por un mejor futuro de Andalucía y del resto de España».

Olona fue una brillante diputada nacional y nunca debió haber aceptado la imposición de su partido para aspirar a presidir la Junta de Andalucía en las autonómicas del 19 de junio.

Como en tantos aspectos en la vida, decir no resulta a veces complicado, pero la abogado del Estado no debió aceptar. Porque la política es, o debe ser, algo más serio, y nunca se debe aceptar algo para lo que uno, tal vez, no se esté capacitado.

Porque ‘Macarena de Graná’ hizo un ridículo espantoso en la campaña, y los andaluces tomaron nota. Y no solo porque intentase suplir su desconocimiento de la realidad andaluza tirando del argumentario nacional de Vox, como si en esta tierra todo se redujera a corrupción y menas. Sino porque, además, iba sobrada. Llegó a incluso a jactarse de que Juanma Moreno sería su vicepresidente. Lo que viene a ser vender la piel antes que cazar el oso.

De ahí que el partido verde no alcanzara las expectativas iniciales en las urnas andaluzas.

Ni Olona ni su partido han sabido gestionar su relativo fracaso en los comicios andaluces.

Por eso, difícilmente pueden entenderse ahora las prisas de la exdiputada por volver al ruedo político.

Opinión / Antonio Suárez Candilejo

También te puede interesar

No se puede comentar.



Publicidad

CSIF - EMILIO DURÓ 4 OCTUBRE 2022

Más noticias sobre:Firmas