Laura Garcia-Caro, “muy contenta” por que se coja a “más tramposas” tras obtener un bronce europeo cuatro años después

La onubense Laura García-Caro ha obtenido la medalla de bronce en la prueba de 20 kilómetros marcha de los Europeos Sub-23 de atletismo disputados en Tallin hace casi cuatro años, en julio de 2015, por la descalificación por dopaje de la rusa María Ponomariova, que ganó una prueba en la española fue cuarta. La Federación Rusa de Atletismo (FRA) anunció este martes que la marchadora María Ponomariova y la velocista Alexandra Stepánova han sido descalificadas por violación de las reglas de dopaje.

«En correspondencia con la decisión del Tribunal de Arbitraje Deportivo de la ciudad de Lausana (Suiza) del 11 de abril de 2019, María Ponomariova violó la norma ‘Uso o intento de uso de una sustancia prohibida’ de la IAAF y fue descalificada por cuatro años», señala una nota de la entidad rusa.

Según la FRA, fueron anulados sus resultados deportivos alcanzados desde el 8 de julio de 2015 hasta el 8 de marzo de 2018. Ello incluye, por ejemplo, su victoria en la carrera de 20 kilómetros marcha de los Europeos Sub-23 de 2015 disputados en la capital estonia el 10 de julio de ese año, dos días después del inicio de su sanción.

Ponomariova, que logró una marca de 1h.27:17, se colgó el oro por delante de la checa Anezka Drahotová, plata con 1h.27:25, y la ucraniana Lyudmyla Olyanovska, bronce en 1h.28:41, y con Laura García-Caro cuarta y un registro de 1h.31:52.

La anulación de los resultados de Ponomariova otorgan el oro a Drahotová, la plata a Olyanovska y el bronce a López-Caro casi cuatro años después. El pasado domingo, en Alytus (Lituania), la atleta onubense fue subcampeona de la Copa de Europa de 20 kilómetros marcha y acabó como la mejor española por tercera edición consecutiva.

La marchadora, de 24 años, se colgó en tierras bálticas la medalla de plata individual y el oro por equipos, junto a Raquel González, en los 20 kilómetros con su mejor marca de la temporada, 1h.29:55. La primera internacionalidad absoluta de García-Caro fue precisamente en la Copa de Europa de Marcha en Murcia en 2015 y acabó décima y mejor española con un registro de 1h.29:32.

Dos años después, en Podebrady (República Checa), volvió a ser la mejor nacional al acabar tercera, su primera medalla internacional, bronce que consiguió con un tiempo de 1:29:57, pero además logró el oro por equipos, revalidado hace dos días en Lituana. Tres ediciones de la Copa de Europa ha disputado y en dos logró subir al podio y mejorar su rendimiento anterior.

Laura García-Caro ya ha representado a España en Copa del Mundo, Mundial y Campeonato de Europa, pero sin duda, su idilio lo vive con la Copa de Europa.

DE JUSTICIA DEPORTIVA

La marchadora lepera aseguró este jueves a la agencia EFE estar “muy contenta” por que se coja a “más tramposas” al confirmarse la sanción de la rusa María Ponomariova, oro en el Europeo Sub 23 en Tallín 2015, lo que supone que ella recibirá el bronce tras ser cuarta en esa carrera.

“Me quitaron un momento muy bonito que me hubiese gustado vivir ese día”, señaló a Efe García-Caro, que siente que es “injusto” que le llegue la medalla cuatro años después.

Entonces ya tuvo sus sospechas y creía que esa medalla era suya tras una carrera “bastante sorprendente a nivel de resultados para ser de categoría sub-23”.

La atleta de Lepe (Huelva) manifestó que “más vale tarde que nunca” y se mostró satisfecha por el hecho de que se luche “por un deporte limpio y cada vez sea más justo para todos”.