Provincia

Los guardias civiles de Huelva, obligados a hacer las necesidades en el campo por la falta de baños en el campo de tiro

La Asociación Unificada de la Guardia Civil (AUGC) ha realizado una petición al Coronel Jefe de la Comandancia para la instalación de dos baños portátiles mientras se realizan los ejercicios de tiro en una mina abandonada de la localidad de Riotinto.

Dicha solicitud se ha llevado a cabo ante las quejas efectuadas por los guardias, que ante la carencia de estas instalaciones deben realizar sus necesidades fisiológicas en el campo, entre los vehículos oficiales o entre los árboles.

«La legislación vigente es clara en la materia. El Real Decreto ley 1627/1997 establece en el artículo 15 de normas de Seguridad y salud que se disponga de un baño por cada 25 hombres y uno por cada 15 mujeres, de un lavabo por cada retrete y de un urinario por cada 25 hombres», explica dicho colectivo.

Según la norma española UNE-EN 16194 el mínimo de cabinas a instalar es de dos, una para hombres y otra para mujeres, de acuerdo con la cantidad de guardias civiles que participan cada día en los ejercicios de tiro, sin olvidar al personal sanitario y los propios instructores y directores de tiro.

Es de aplicación también la Ley 22/2011, de 28 de julio, de residuos y suelos contaminados, toda vez que se tiran residuos a los suelos.

«La contestación efectuada por la Guardia Civil a la petición de AUG es de lo más sorprendente, porque no dice si se va a instalar o no, sino que se cumplen los mínimos de seguridad y salud en los lugares de trabajo, como si las necesidades fisiológicas o la higiene personal fuera una cuestión de seguridad», según la AUGC.

Ante esta contestación AUGC Huelva «ha procedido a presentar recurso al General de la Zona, para que resuelva si se va a proceder o no a la instalación de estos baños portátiles, pero durante dicho tiempo los guardias civiles masculinos y femeninos que realicen el ejercicio de tiro en la mina abandonada tendrán que seguir haciendo sus necesidades en el campo, entre los vehículos o alejándose del campo de tiro.
Se trata de una prueba más a añadir a las ya muchas que se han denunciado del trato que la guardia civil da a sus trabajadores/as».

«Cualquier empresa de construcción -advierte-, evento, privado o público, con muchos menos recursos que la Guardia Civil, instala este tipo de baños. Sin embargo la Guardia Civil prefiere que sus agentes masculinos y femeninos sigan haciendo sus necesidades en el campo como antiguamente, cuando se llevaba en la cartera de caminos el papel higiénico, en pleno siglo XXI, además de las armas y los cartuchos, hay que hacer acopio de bolsas para la higiene personal, papeles higiénicos y abandonar el campo de tiro para hacer las necesidades».

Finalmente, AUGC Huelva espera que el General de la Zona y los servicios de prevención de riesgos laborales «acepten que es totalmente necesario la instalación de los baños portátiles para cumplir con la legalidad vigente en cuanto a salud y medio ambiente».

image_pdfPDFimage_printIMPRIMIR
To Top

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies