Última HoraZZ_Destacado-portada

Los mejores lugares de Huelva para disfrutar de la berrea

Imágenes: Adrian Campfield y J.M. Ortega (Ojos de Doñana)

Por Triana Abad

La vida tranquila del ciervo durante el verano, cambia repentinamente con la llegada de la estación otoñal, cuando las hembras entran en celo. A partir de ese momento, sobre la segunda quincena de septiembre y hasta primeros de octubre empiezan a resonar en el bosque los ecos de los bramidos de los machos, en su momento álgido.

Con estos sonidos, el macho dominante intenta mantener alejados al resto de machos de la manada, resultándoles indiferentes los peligros que puedan llegar de fuera. En cualquier caso, el macho intenta proteger a las hembras, manteniéndolas juntas y luchando a base de golpes de cuerna. Una lucha por la que la hembra, apenas se preocupa.

Con la bajada de las temperaturas, la llegada del otoño tiñe de un color especial las sierras de nuestras comarcas, convirtiéndolas en un crisol de colores ocres, pudiendo disfrutar de sensaciones únicas cuando las unimos al olor del petricor de la mañana y al sonido del bramido del ciervo, que conocemos como “berrea”.

¿Dónde poder verlo?

Para vivir esta experiencia, es primordial conocer el lugar y la falta de experiencia, ha hecho que tire de dos expertos en la materia, en este caso de Isidoro Olivares Fernández (investigador de caminos) y José Manuel Ortega (guía de naturaleza de Ojos de Doñana).

Hay zonas que, por la época en la que nos encontramos, hay mayor “facilidad” de avistarlos. En busca del agua, puede darse el caso de que nos los encontremos en zonas de humedales o pantanos que, dada la escasez de agua en estos momentos, tienen que acercarse a la orilla desprotegida.

El pantano de Aracena o el de Zufre, son dos lugares en los que puede ser que tengamos la suerte, de conseguir que nuestro objetivo se cumpla.

Uno de los lugares por los que optamos en esta ruta, es la carretera que une las localidades de Higuera de la Sierra y Zufre.

Vamos buscando la “carretera de la Junta” que nos lleva hasta el antiguo ferrocarril minero de Cala. En esta zona, hemos podido disfrutar no solo del sonido, sino también, de la presencia de alguno de ellos. Un momento que te conecta con la naturaleza y que causa sensaciones totalmente indescriptibles.

Recomendaciones

Para salir a disfrutar de este espectáculo y tener la mayor posibilidad de éxito en la salida, ya que no siempre es fácil, te recomiendo:

• Si tienes posibilidad de salir con guía, tenlo como prioridad, ya que conocen todos los rincones y las zonas donde los ciervos acostumbran a realizar sus hábitos.

• En medida de lo posible, evita aglomeraciones. El miedo a las personas hará que cuanta más gente haya en un grupo, menos posibilidades tengamos de observarlos.

• Paciencia. La paciencia es un elemento que debemos llevar muy “bien puesto”. No siempre es fácil observar a los animales y sin paciencia, posiblemente, puedan verse frustrados nuestros intentos.

• Adentrarnos al bosque. Debemos tener en cuenta que el ciervo es muy asustadizo, con lo que tendremos que alejarnos de zonas pobladas y ruidosas para poder avistarlo.

• Si tienes prismáticos, no los olvides. Si eres amante del campo, seguro que tienes unos a mano. Esta herramienta nos facilitará la observación y podremos controlar el entorno en el que nos encontremos.

PUBLICIDAD

LYNCIS ENERO 2021

También te puede interesar

No se puede comentar.



Publicidad

CSIF jun 2021

Más noticias sobre:Última Hora