HuelvaSin categoríaZZ_Slider

Mesa de la Ría lleva a la Fiscalía a Fertiberia por la «trampa química» que suponen los fosfoyesos

Nueva denuncia a Fertiberia por parte de los activistas medioambientales onubenses. Esto después de conocerse hace unas tres semanas la existencia de los fosfoyesos negros, que aparecen por la mezcla de cadmio, uranio, arsénico, mercurio y plomo acumulados durante dos décadas y que generan una «alta toxicidad”, según el Centro de Investigación en Química Sostenible de la UHU (CSIC), que lo considera como una «trampa química» por lo que, indican que «han dejado de ser fosfoyesos en sentido estricto transformándose en una suma de sustancias peligrosas».

de Mesa de la Ría, este miércoles, ha presentado una denuncia ante la Fiscalía de la Audiencia Provincial de Huelva contra la empresa de Villar Mir por un «delito contra la salud pública», según ha explicado su presidente, Aurelio González Peris.

La asociación considera «inaceptable» que la Fiscalía no haya intervenido después de las diferentes publicaciones en los medios locales y nacionales, en donde se denunciaba que las circunstancias que se dan en la Zona 3 de los apilamientos de fosfoyesos en la Marisma del Tinto, «son claramente constitutivas de delito por parte de la empresa Fertiberia, dado el conjunto de irregularidades y las características de los residuos allí depositados», han indicado.

Este grupo de activistas consideran que se deben tomar medidas después de que el estudio realizado por LAINSA encargado por la propia empresa concesionaria, indicaran que los valores máximos admitidos son superados en la mencionada Zona 3 hasta en 15 veces en el caso del Uranio y el Radio 226. En 20 veces el Plomo 210 y en 30 veces el Torio 232. «Todas estas sustancias tóxicas altamente peligrosas por su elevado nivel radiológico».

Esto es debido a la mezcla del fosfoyesos con los denominados Ácidos Débiles: cargados de Arsenico, Mercurio y Plomo, procedentes de las Plantas de Ácido Sulfúrico de Fertiberia, algo que no se contemplaba en la concesión administrativa otorgada por la Dirección General de Costas, «por lo que constituye una ilegalidad manifiesta y que la Junta de Andalucía gobernada por el PSOE, amparó y consintió», han denunciado.

El CSN (Consejo de Seguridad Nuclear) exigió a Fertiberia que impidiera el acceso a las diferentes áreas de la Zona 3 donde se encuentran depositados los fosfoyesos negros, consecuencia de las mezclas antes mencionadas, y de una alta toxicidad por metales pesados. Algo que la empresa no ha hecho, al igual que debería haber marcado la zona con los pictogramas adecuados y visibles indicando el nivel radiológico correspondiente. Lo que tampoco ha hecho.

Desde el colectivo han indicado que este proceder «viene claramente tipificado en el Código Penal» en sus artículos 343 y 359 e insta a la Fiscalía a que realice las pertinentes diligencias e intervenga «con la misma firmeza que, como en otros casos ocurridos recientemente en nuestro entorno, en los que el derecho a la salud se ha visto vulnerado, requiere la gravedad de las circunstancias denunciadas».

La organización ha mostrado su «perplejidad» ante «la pasividad de esta Fiscalía», ya que consideran que los hechos que se denuncian son de considerable gravedad y de «extraordinario interés para Huelva» como para que hallan salido a la luz pública hace tres semanas y entienden que, al menos, «debería de haber recabado información llamando a cualquiera de los representantes que tiene esta organización, que es la que denuncia y pone los datos a su disposición, así como al gerente de la AIQB y al delegado de Fertiberia, que se limitan en un caso y a la ocultación y tergiversación de los hechos y en otro al incumplimiento de las exigencias del CSN».

PUBLICIDAD

LYNCIS ENERO 2021

También te puede interesar

No se puede comentar.



Publicidad

CSIF SEPT 2020

Más noticias sobre:Huelva