Provincia

‘Mujeres por Doñana’ ofrece una solución ‘in extremis’ para salvar la vida al ficus de San Jacinto en Sevilla

No se recuerda en Sevilla una movilización social para salvar a un árbol como la que ha logrado despertar el ficus centenario de San Jacinto en el barrio de Triana. Más de 50.000 firmas han sido entregadas en un intento desesperado por paralizar la poda del emblemático árbol.

Finalmente, y ante la tristeza y desesperación de multitud de asociaciones ecologistas, los operarios del Ayuntamiento de Sevilla han comenzado las labores encaminadas a terminar con la vida del ficus.

Voluntarias de ‘Mujeres por Doñana’

No ha sido una decisión fácil ni caprichosa para el Consistorio hispalense, ya que en un breve espacio de tiempo las ramas caídas del ficus ya han producido dos accidentes entre los viandantes, uno de ellos con el resultado de una incapacitación absoluta por invalidez.

La organización andaluza “Mujeres por Doñana” trabaja en el entorno del Parque Nacional protegiendo bosques emblemáticos de los incendios. Lo hacen desbrozando el pasto seco mediante cortafuegos con burros-bomberos. El sistema funciona y su proyecto ya ha sido reconocido dentro, y fuera, de nuestras fronteras.

“Mujeres por Doñana” aún cree que es posible salvar a este árbol y han enviado, de manera urgente, una solicitud telemática al Alcalde de Sevilla para proponerle un proyecto de traslado del ficus, evitando la muerte de este árbol y con ello la tristeza a muchísimos sevillanos que no se resignan a su desaparición.

Su propuesta consiste en permitir que la parte baja y algunas raíces puedan ser extraídas y trasladadas a la finca donde este grupo ecologista femenino realiza sus actividades.

Para Cristina Mariño, coordinadora del proyecto, no todo está perdido. “ El Ayuntamiento cuenta con excelentes técnicos de Medio Ambiente y personal muy cualificado y estamos seguras que se puede conseguir replantar este árbol y dejarle crecer, y ser feliz, en nuestro paraíso de Doñana», han afirmado. «Sería una operación compleja pero asumible, tanto en coste como en resultado”, manifiesta Cristina.

Las ecologistas ofrecen su esfuerzo posterior para el mantenimiento y apoyo de cara a que el árbol pueda volver a brotar. No les cabe duda que el Alcalde estudiará esta posibilidad. Comprenden perfectamente lo complicado de la situación del regidor que tiene que priorizar la seguridad de las personas siendo este aspecto de su plena responsabilidad.

Solo piden 48 horas para, tras una reunión técnica, se evalúe la posibilidad de traslado en un tráiler del bulbo y raíces a la finca de los Burritos-Bomberos. Manifiesta que el acceso es perfecto y que este esfuerzo relanzaría la imagen del Consistorio y sus técnicos.

“Es la última oportunidad. Para nosotras no es prioritario que el ficus siga en Triana, para “Mujeres por Doñana” la prioridad es que el ficus sigua con vida”, concluye Cristina.

También te puede interesar

No se puede comentar.



Publicidad

CSIF EDUCACION - OCT2022

Más noticias sobre:Provincia