Firmas

No hemos aprendido nada

¡Vamos, que siga la fiesta, las barbacoas, los abrazos, las terrazas de los bares con la gente pegada cual garrapata cariñosa, la ausencia de mascarilla en todas esas personas alegres y festivas!

Ya van llegado los brotes, claro. Y lo que te rondaré, morena. Pronto, apertura internacional. Y venga turistas como si no hubiera un mañana, que para muchos no lo habrá en sentido literal.

Panda de irresponsables los que actúan como si la nueva normalidad fuese la puñetera tontería de siempre. Luego nos iremos todos a llorar a la llorería.

Ah, no: yo no voy a parte ninguna. Qué tía más sosa, más saboría. Ser persona de ultra riesgo para el coronavirus tiene esas prebendas, que una sigue encerrada sin disfrutar de su gente querida porque muchos otros andan a su aire, libres, a lo loco.

Pues ya llegó, ya Lepe y Huelva apuntan maneras. Pronto nuestros preciosos pueblos, todos, serán noticia también.

Así que vamos comprando lo de siempre, ya sabemos: levadura y papel higiénico, porque para más no damos.

No hemos aprendido nada.

También te puede interesar

No se puede comentar.

Más noticias sobre:Firmas