El Avispero

Ofensiva andaluza contra la armonización fiscal que propone Rufián

En pie de guerra. El Gobierno andaluz ha dejado claro que la armonización fiscal que propone Ezquerra podría ser muy perjudicial para Andalucía, ya que conllevaría la subida de impuestos a los andaluces.

Se trata de una medida que está en la agenda de P. Sánchez desde que llegó a Moncloa en 2018 y ha salido a la palestra por la presión que está ejerciendo Gabriel Rufían para que el Gobierno se comprometa a acometer esta reforma de forma inmediata, a cambio de apoyar los Presupuestos Generales del Estado (PGE) de 2021.

Rufián ha incluido una enmienda en la tramitación parlamentaria de las cuentas en la que propone recuperar el Impuesto de Patrimonio a nivel nacional, un movimiento al que seguirá la solicitud de armonización de Sucesiones y Donaciones.
Pese a que un cambio de este tipo afectaría a todas las comunidades, Esquerra ha vendido el acuerdo a su electorado como un ataque solo contra la Comunidad de Madrid, a la que ha calificado como «paraíso fiscal».

El presidente de la Junta, ha calificado esta armonización de “disparate colosal”, mientras que el consejero de Presidencia, Elías Bendodo, alerta que si sale adelante Andalucía “será hostil”.

Y el vicepresidente de la Junta, Juan Marín, subraya que Sánchez pasa como una apisonadora sobre los españoles que no votan a Ezquerra o a Bildu.

La vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, ya ha reconocido que este asunto no se resolverá pronto.

También te puede interesar

No se puede comentar.

Más noticias sobre:El Avispero