PUBLICIDAD

Presentación del Libro y Showcooking Cocer y Catar
Deportes

Oltra se despide de Huelva a través de una carta

osé Luis Oltra se ha despedido de Huelva y de la afición del Recreativo en una emotiva carta. Pese a que fue cesado como técnico del Decano hace meses, ha alargado su estancia en Huelva hasta la finalización del curso escolar. El valenciano dirigirá a partir de ahora al Córdoba, pero no ha querido hacer las maletas sin dedicar palabras de agradecimiento y cariño a los onubenses en general y a los recreativistas en particular.

La carta íntegra dice:

«Me marcho de la ciudad que el último año ha sido mi casa. Y no puedo hacerlo sin dedicar un poco de mi tiempo a dar las gracias por el trato recibido por su estupenda gente en esta maravillosa tierra. Ha sido un año duro, quizás el más duro de mi carrera como entrenador. Los resultados deportivos no han sido buenos y el final el menos deseado. Todo lo relacionado con mi trabajo se puede resumir en una palabra, problemas. Pero no es esa la imagen que me llevo de Huelva y no es esa la palabra que define mi año en esta ciudad. La palabra sería CARIÑO.  Desligar lo deportivo, el trabajo, de lo personal no es posible, pero si algo he sentido en todo este tiempo, cuando las cosas iban bien y cuando las cosas han ido mal, es la diferencia que la gente de Huelva sí hacía entre Oltra entrenador y Oltra persona. Cada uno a su manera me ha demostrado ese cariño. Mi familia y yo nos hemos sentido queridos, apreciados, cómodos.

Desde la gente anónima que me preguntaba en la calle o en el supermercado a las personas con nombre y apellidos que ya figuran en mi corazón como amigos, todos me han hecho sentirme como en casa. En esta despedida, que como siempre me pasa allá por donde voy,  no es un adiós sino un hasta luego, me tengo que acordar de mucha gente. Imposible olvidar los desayunos que a veces se alargaban un poco con Carlos y Guti.. las tardes en la ciudad deportiva con los papás de los niños que jugaban con mis hijos Pablo y Miguel, los viajes a torneos y las risas en cenas y comidas. Los momentos en el colegio, donde recoger a los niños en los malos tiempos no era un calvario sino una satisfacción. Ese colegio del que nos despedimos hace unos días con momentos bonitos y emotivos. Maribel y yo somos ante todo padres y ver como nuestros hijos han disfrutado de su vida en Huelva es el mejor regalo que la gran familia que forma el Santo Ángel de la Guarda nos ha dado. Es difícil olvidar a mis amigos psicólogos, Nicolás y Manolo. Ellos han sido consejeros, guías, sufridores…, o sea amigos. Estos son algunos nombres propios, pero como digo, la calle, las personas del día a día, han sido mi apoyo en los malos momentos. Huelva me ha permitido conocer su manera de vivir, su pasión por sus cosas, su impresionante templo del Rocío, su maravillosa Semana Santa y su inmensa diversidad, con playas increíbles y lugares en la sierra inolvidables.

Me llevo una espina muy grande clavada dentro de mí, y es no haber podido devolver toda esa gratitud con mejores resultados, porque trabajo y dedicación no han faltado. No es fácil explicar el porqué de esa imposibilidad, ni es éste el momento. No quiero excusas, ni perdones. No fue posible, no se dieron las circunstancias. Pero siempre diré con orgullo que fui entrenador del Decano del fútbol español, todo un privilegio. No puedo ni quiero dejar de dar las gracias a los empleados del club, a los jugadores, a los periodistas y esa apasionada afición.

En breve iniciaré otra aventura en otro lugar. Voy a Córdoba con un reto nuevo y con una ilusión renovada. Me marcho de Huelva, pero sí os digo que os llevo en el corazón, GRACIAS».

image_pdfPDFimage_printIMPRIMIR
To Top

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies