Mundo Paralelo

Onubenses ‘atrapados’ en Cancún tras el regreso forzoso del avión

Aeropuerto de Cancún / Afectados evelop814 - Facebook

Imaginen que después de haber despegado el avión en el que viajan, a los veinte minutos aproximadamente de vuelo, escuchan el grito de algunos pasajeros alertando de un posible incendio.

Es lo que le pasó el pasado lunes a un total de 385 pasajeros del avión que despegó desde el aeropuerto internacional de Cancún, en México, donde, en su mayoría, habían disfrutado de días de vacaciones.

Entre estos pasajeros afectados se encuentran algunos onubenses, como la periodista isleña Julia Rodríguez, de Canalcosta TV, quien explicaba este miércoles que se les había anunciado que el vuelo finalmente saldría a las ocho de la tarde (hora española).

El colectivo de pasajeros afectados por este suceso, entre los que, por fortuna no ha habido que lamentar desgracias personales, ha llegado incluso a crear una página en Facebook para relatar lo vivido desde la suspensión de dicho vuelo.

Algunos se lo han tomado con humor, pero otros han denunciado públicamente que han sido tratados como “perros”.

No falta quien propone “una demanda colectiva contra Evelop» (la compañía del grupo Barceló a la que pertenece el avión siniestrado).

Lo importante, en este caso, es que no ha habido daños personales y todo ha quedado, eso sí, en un buen susto que muchos tardarán en olvidar.

Comunicado de Evelop sobre este suceso:

En relación con las informaciones publicadas en los últimos días sobre un supuesto fuego en un motor durante el vuelo EVE-814 Cancún- Madrid del día 25 de septiembre de 2017 y operado por Evelop, desde la compañía queremos informar que:

El retraso estuvo motivado por una falsa voz de alarma generada por algunos pasajeros que creyeron ver fuego en el motor dos derecho del avión pasados pocos minutos del despegue.

Pese a no detectarse avería alguna por parte de la tripulación y a que los parámetros de los motores en cabina eran perfectamente normales, el comandante, en aras a garantizar la seguridad del vuelo, decidió regresar al aeropuerto de origen dado el revuelo generado a bordo por la falsa voz de alarma.

Una vez en dicho aeropuerto, se llevaron a cabo las pruebas pertinentes, confirmando que no existió tal fuego y que el avión se encontraba en perfecto estado, tal y como se informó a las autoridades pertinentes, de conformidad al Reglamento UE376/2014.

Por todo ello, reiteramos y confirmamos firmemente que no existió tal fuego y desmentimos las informaciones difundidas sobre las causas de la demora del vuelo anteriormente mencionado, reservándonos el derecho de emprender acciones legales contra cualquiera que se manifieste en este sentido.

image_pdfPDFimage_printIMPRIMIR
To Top

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies