PUBLICIDAD

Directo Feria de Gibraleon
Huelva

Onubenses solidarios ayudan a paliar la soledad de personas mayores haciéndoles compañía

Imagen del taller de memoria/ Anumayores

Huelva cuenta con una nueva asociación con una preciosa finalidad: hacer compañía a las personas mayores que se encuentren solas.

La asociación ‘Anumayores’, que está compuesta de voluntarios y se crea sin ánimo de lucro, busca ayudar a las personas de la tercera edad, “que son más propensas a sufrir problemas y enfermedades debido al desgaste de la edad, además puede que se encuentren en una situación más desamparada respecto al resto de adultos”.

Esta iniciativa surge por parte de su fundadora, Isabel González, ante su preocupación cuando comenzó a ver a su madre “triste” por la soledad. Soledad que, según cuenta a HuelvaHoy, empieza a sufrir después de criar a todos sus hijos. También se ocupó de sus nietos, “especialmente de los míos ya que desde que empezamos a vivir en Huelva hace más de 20 años vivíamos todos juntos”.

“Después yo me fui de casa, pero dejaba a mis hijas con mis padres, eso les hacía sentirse más útiles, aunque los fines de semana los dejaba saborear la vida. Desgraciadamente, mi padre murió hace 12 años y mis hijas estaban continuamente con mi madre para que no se viera afectada por la nueva situación ante la perdida”, explica Isabel.

“Pero, claro, la vida sigue y los pájaros quieren volar del nido. Mi hija mayor se fue hace siete años a Madrid y la más pequeña hace dos también que está fuera de Huelva; así  que vi como mi madre se iba entristeciendo en su propia casa, porque ahora es demasiado grande para ella sola, y empecé a pensar porqué ocurre todo esto y sus respuestas, así como posibles soluciones y, entre ellas, la creación de una asociación como ‘Anumayores’ donde sentirse apoyada, dando respuesta a las inquietudes y soluciones para necesidades que surjan en relación a las personas mayores, porque queremos que las personas de Huelva sientan que no están solas”.

Esta es una ONG sin ánimo de lucro y formada por 30 voluntarios actualmente, y sus servicios más demandados son acompañamientos en domicilios o residencias. Son ratos de amistad para leer, charlar, jugar, contar historias, pasear o simplemente “estar” y que se realizan un día a la semana durante 2 horas y, así, “la familia puede estar tranquilar o descansar en el cuidado de su familiar mayor, además de otras actividades más esporádicas, cuyo objetivo es recuperar algo de la socialialización perdida tras largos periodos de reclusión en el domicilio”, cuenta Isabel.

Esta idea ha sido muy bien aceptada entre los jóvenes de Huelva, así como sectores más sociales. “Durante casi 2 años hemos estado trabajando sin hacer demasiado ruido, cuidando no parecer una asociación fantasma por falta de recursos para mantener una sede y es que para las asociaciones es difícil contar con esto, debería apoyarse un poco más por parte de la administración”, señala la creadora de esta idea de acompañamiento.

Así, su razón de ser es esforzarse en paliar los efectos de la soledad en las personas mayores. Muchas de estas personas viven solas y no pueden abastecerse por si mismas, por lo que el voluntariado supone una gran ayuda para ellas.

Estos voluntarios se dividen en residencias y asistencia en los hogares. Pueden ayudar en diversos campos, desde la salud física hasta la compañía. La mayoría de los voluntarios son personas profesionales que han decidido dedicarse de forma desinteresada a la ayuda de estas personas, otros, por otra parte pueden ser personas que quieran hacer compañía y ayudar anímicamente.

Ahora, además, incluyen talleres de memoria, de terapia y de psicomotricidad, todos impartidos lunes, miércoles y viernes por profesionales voluntarios y que cuentan con 18 usuarios.

“Todos podemos aportar, si entre todos construimos un mundo mejor también tendremos un mundo mejor para nosotros y para nuestros hijos”. “No es posible que veamos a nuestros mayores tristes en casa y pensemos que siempre están igual y no tomemos decisiones para ir más allá, para intentar alegrarles un poco más la vida, ser incapaces de ponernos en contacto con entidades como ‘Anumayores’ para que nos ayude a gestionar la situación. Creo que es un deber de como ciudadano”, destaca su creadora.

En esta entidad solo piden dos condiciones para hacer voluntariado: primero, la sensibilización hacia las personas mayores y, después, cumplir con la formación asignada. “Siempre necesitamos voluntarios porque son muchos los mayores que actualmente han decidido vivir solos en sus viviendas y sabemos que no tardaremos en tener más demandas que voluntarios”.

Si quieres ser socio, solo tienes que hacerlo a través de la página www.anumayores.org o en la propia entidad, situada en la Calle Vázquez Limón, nº 5.  “Estaremos encantado que nos visiten”, finaliza Isabel.

image_pdfPDFimage_printIMPRIMIR
To Top

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies