FirmasOpinión

Pandemia para rato

Imagen de Gerd Altmann en Pixabay

Si alguien pensó que en 2021 podríamos decir adiós a la pandemia en España, que se resigne y se arme de paciencia, porque la cosa va para largo. Y es que, al ritmo de vacunación que estamos observando, algunos expertos dicen que la inmunidad de rebaño no llegará a nuestro país hasta, al menos, cinco años.

Baste citar, como ejemplo, que Madrid y Barcelona solo habían puesto este domingo entre el 6 y el 13% del total de vacunas recibidas para una semana.

Al hoy candidato del PSC a las próximas elecciones catalanas y todavía ministro de Sanidad, Salvador Illa, se le llenaba la boca hasta hace unos días afirmando que la intención era tener al 100% de la población vacunada este año.

“No podemos esperar a que lleguen las vacunas para que tengamos un plan para su distribución. Tenemos que tener todo preparado para cuando llegue la primera dosis”, decía en noviembre.

Sin embargo, la cruda realidad es que el ritmo va muy lento y ello, además, podría poner en riesgo la efectividad de las propias vacunas.

Desde la OMS, mientras tanto, se advierte que el mundo podría haber entrado ya de lleno en una tercera ola que sería más virulenta y ha incidido en que es necesario vacunar contra el Covid-19 como si fuera una operación militar y de guerra.

Desde España también comienzan a escucharse las primeras voces contra el plan de vacunación. La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, ha dicho este lunes que el Gobierno regional no está vacunando «a la velocidad» que desearían y ha insistido en que es el Ejecutivo central quien tiene que implementar una estrategia a nivel nacional. Y subraya que la estrategia de vacunación es un «problema nacional» al que es el Gobierno nacional el que ha de buscarle una solución.

Por cierto, una semana después de que comenzase oficialmente la vacunación en España, hasta el momento, el Gobierno español sigue diferenciándose del resto: no ha facilitado datos reales sobre el número de vacunados, tanto a nivel nacional como autonómico.

Y mientras todo esto pasa, o deja de pasar, la pandemia supera ya los 1,8 millones de muertos en todo el mundo según el recuento de referencia de la Universidad Johns Hopkins y el número de contagiados asciende por el momento a más de 84,5 millones.

(Firma: Antonio Suárez Candilejo)

También te puede interesar

No se puede comentar.

Más noticias sobre:Firmas