HuelvaZZ_Slider

Piden ayuda para encontrar trabajo y casa a una pareja ‘sin techo’ y sus gatos

Víctor y Piri son una pareja de húngaros que sobreviven por las calles de Huelva con sus dos gatos sin más ayuda que la que les prestan vecinos del barrio de Zafra y de asociaciones animalistas que se han volcado con ellos para conseguir que tengan una vida mejor.

Ellos llegaron a España procedentes de una situación complicada en su país. Desde allí llegaron a Alicante y poco después recalaron en Huelva buscando que el buen tiempo de esta tierra se apiadara de una pareja que tiene que dormir a la intemperie y que, según cuenta Laura, una vecina que les está ayudando «poca suerte han tenido, ya que sin sus papeles en regla no pueden trabajar y, por tanto, no tienen un lugar dónde vivir». Esto les ha llevado a pedir en la calle para tener al menos algo para alimentarse ellos y dar de comer a sus gatos.

A esto, según ha contado a esta redacción se suma que «la Policía Local de Huelva no les deja dormir en los soportales los días de lluvia, desconozco si es por alguna denuncia de algún vecino o por iniciativa propia de los agentes de turno, pero me cuentan que los echa a ellos y a sus dos gatos y tienen que dormir a la intemperie», algo que tilda de «poca humanidad».

Esta pareja, además de no tener trabajo para mantener un techo tiene dos gatos «que son su familia» y como no hay ningún centro en el que acepten la presencia de estos animales para que puedan estar con ellos, deciden dormir en la calle porque «son como sus hijos y a un hijo tú no lo abandonas. Son lo único que tienen en el mundo», explica Laura a esta Redacción. Ella es una animalista de Huelva que entabló amistad con ellos «porque los comencé a vigilar temiendo que pudieran maltratar a sus animales» y descubrió «a dos bellísimas personas que están en la calle por mala suerte».

Así, Laura explica que «no tienen problemas con las drogas ni con el alcohol ni son personas violentas ni problemáticas» y le sorprendió comprobar como «tienen todos los papeles de sus gatos en regla, con su pasaporte incluido. Como digo, son su familia y no los van a abandonar».

Por ello, piden que alguna asociación pueda ayudarles a regularizar su situación o a encontrar un lugar en el que vivir a resguardo para que puedan estar con sus animales.

Hacen este llamamiento tras ver como, día tras día, vecinos de la zona les llevan comida, les dan ropa y ellos lo agradecen de corazón porque no tienen nada a lo que agarrarse, pero «no pueden vivir así y están dispuestos a trabajar en lo que sea». Laura cuenta que «ayer se pusieron a llorar, desconsolados ya porque no entiende que, encima de que tienen que vivir en la calle, la Policía los eche de los sitios como si cometieran algún acto ilegal y lo único que hacen es tratar de sobrevivir».

Lanzan esta petición, conscientes de que Huelva es una provincia solidaria y esperando que la gente entienda que «bastante tienen ya con no tener nada, como para que encima les impidan estar con su familia, que son sus dos gatitos».

También te puede interesar

No se puede comentar.

Más noticias sobre:Huelva