Huelva

Preocupación en la red por la situación de un ‘sin techo’ en la Plaza del Punto

Mantas con las que se cobija el indigente / Fotos: Cinta Medina - Facebook

A través de las redes sociales, vecinos de Huelva han alertado de la situación en que se halla un ‘sin techo’, de unos 30 años de edad, y que desde hace días malvive cobijado en un rincón de la céntrica Plaza del Punto de la capital onubense.

«Con esa edad, no es normal que se lleve todo el día tumbado en el colchón, -que alguien le ha proporcionado porque hasta hace dos días su colchón era el pétreo suelo-., sin apenas moverse. Los vecinos estamos pendientes de él: le ofrecemos comida, pero apenas ingiere nada. Alguien lo ha visto reptando para alcanzar y trepar a un banco de la Plaza para sentarse. Está escuálido. Siempre tapado con su manta, e inmóvil», asegura una joven a través de su perfil en Facebook.

Y añade: «Se ha personado la Policía Local y el 112. Y el chavalito sigue ahí. Quizá rechace la ayuda que le hayan intentado dar, porque tal vez no sea consciente de necesitar esa ayuda. Parece que estemos esperando que algún día se duerma y no despierte más. Podría titular esta publicación, al igual que Gabriel García Márquez, como ‘Crónica de una muerte anunciada’. Le he acercado comida, ropa…., como muchos otros vecinos, y con esta publicación espero haber hecho por él todo lo que un ciudadano de a pie y con buen corazón puede realizar, confiando en que llegará a quien tenga en sus manos salvarlo, aun en contra de su voluntad, porque parece tenerla perdida».

En una jornada, el mensaje de esta vecina ha sido compartido por más de 720 personas.

Mientras tanto, otros vecinos muestran en dicha red su preocupación ante la situación del joven y hacen un llamamiento a la administración competente con el fin de que intervenga y evite que la situación tenga un final trágico.

También te puede interesar

1 Comentario

  1. Desgraciadamente, estas personas no desean que les ayuden, si no, no rechazarían a las personas que se acercan a proporcionarles ayuda. Viven en un mundo desconocido para la mayoría de ciudadanos, y piensan que así están mejor que viviendo en un mundo, para ellos cruel y disparatado. El final, por desgracia, será el que como otros, encontraron por rechazar esa ayuda que la sociedad les ofreció en su momento.

No se puede comentar.

Más noticias sobre:Huelva