MatalascañasZZ_Destacado-portada

Primer fin de semana de baño en Matalascañas con «todas las garantías»

Las medidas adoptadas para la apertura oficial de la playa de Matalascañas al baño, que ha tenido lugar este viernes, tienen por objetivo garantizar la seguridad de los bañistas, ya sean residentes o visitantes, lo que no se hubiese podido hacer con anterioridad.

La alcaldesa, Rocío del Mar Castellano, ha declarado en la playa almonteña y ante los medios de comunicación que “mantener el cierre hasta el 5 de junio ha sido un ejercicio de responsabilidad municipal. Decidimos mantenerla cerrada hasta no contar con el plan de contingencia contra el COVID 19, pedido por la Junta de Andalucía y que el Ayuntamiento de Almonte ya lo tiene aprobado, y con todas las medidas de seguridad precisas. Hoy estamos en disposición de anunciar que contamos con todas esas medidas: Protección Civil, socorristas, trabajadores encargados de limpieza y desinfección, trabajadores que estarán en las bajadas señalizadas, la policía local y todo lo que necesitamos para abrir la playa como una playa segura”.

Castellano Domínguez ha agradecido a la Junta de Andalucía la asignación a Matalascañas de 132 vigilantes, a partir, probablemente, del próximo 15 de junio, una importante dotación que es fundamental para ayudar al cumplimiento de las medidas y el aforo en una playa que tiene un frente urbano de 4´5 kms. y 86 bajadas a playa.

Medidas de accesos, seguridad y socorrismo, desinfección y limpieza

Tal como anunció la pasada semana, el Ayuntamiento de Almonte ha procedido esta mañana a la retirada de la bandera roja en la playa de Matalascañas, y al izado de la bandera verde como símbolo de apertura oficial al baño en buenas condiciones, tras la adopción de una serie de medidas que han sido detalladas junto a la alcaldesa por el concejal de Playa, Miguel Espina, en el encuentro informativo convocado por la entidad municipal en el acceso más popular a la playa almonteña: la bajada de la peña.

Accesos

Cada bajada accesible ha sido dividida en dos vías, por tener suficiente tamaño, una de subida y otra de bajada, siempre por la derecha. Con respecto a las escaleras, se distinguen en el uso, unas serán de bajada y otras de subida. Las escaleras cuentan con pasarelas, la mayoría son accesibles y llegan hasta la misma orilla. Se han instalado carteles informativos con normas para un baño seguro, dirigidos a los usuarios.

Seguridad y socorrismo

Ahora en temporada baja estarán menos, pero a partir del 15 de junio el dispositivo estará al completo en los siete puestos de socorro citados, ubicados a pie de playa y que cumplen también con la función de torreta de vigilancia, equipados con embarcaciones y motos de agua, gracias a la aportación de la Junta de Andalucía, y con todos los sistemas de seguridad propios de otros años que, dada la situación especial, van a ser ampliados en éste.

Aforo

Gracias a la Junta de Andalucía, Matalascañas va a tener más de ciento treinta vigilantes para controlar el aforo, un problema de difícil solución que preocupaba al ayuntamiento, y del que ha sido liberado gracias a la citada dotación de personal de vigilancia. Estos vigilantes estarán informando a los usuarios sobre el nuevo uso de la playa en esta nueva normalidad, y estarán situados a lo largo de toda la costa de Matalascañas.

Baños y servicios públicos

En Matalascañas hay dos tipos de baños: los autolimpiables, cuyo mantenimiento de reposición de líquidos va a estar al cuidado de una persona a lo largo de cada jornada; y baños públicos convencionales, que necesitan ser limpiados por el personal. Cada uno contará con dos personas que controlarán el aforo, solo podrá entrar una persona al baño, no podrá ir sin calzado. Se le facilitará gel desinfectante y papel para secar las manos. El baño será desinfectado tras cada uso, según ha informado el Consistorio almonteño.

También te puede interesar

No se puede comentar.

Más noticias sobre:Matalascañas