ProvinciaZZ_Slider

Promotores de regadíos alertan de una «clara manipulación» de los ecologistas para «sepultar» la presa de Alcolea

Recuerda que el Gobierno socialista incluyó la construcción de la presa de Alcolea como un elemento imprescindible para disponer de agua en la cuenca cedente en la Ley del Trasvase del Condado de 2018

La Asociación de Promotores de Regadíos de Huelva (Coprehu) ha advertido hoy de una “clara estrategia de manipulación de los ecologistas radicales y la Fundación Nueva Cultura del Agua” en su intento de sepultar la presa de Alcolea poniendo en duda la calidad de las aguas, pese a que tiene la Declaración de Impacto Ambiental (DIA) aprobada desde el año 2000 y todavía está vigente.

Ademas, Coprehu ha remarcado que en 2018 el propio Gobierno socialista incluyó la necesidad de su urgente construcción como un elemento imprescindible en la Ley del Trasvase del Condado, con el fin de llevar agua superficial a los regadíos de la comarca onubense, para cerrar pozos y proteger los acuíferos que nutren el Espacio Natural de Doñana. Dicha ley se tramito como PNL del PSOE, se aprobó por unanimidad en el Parlamento de Andalucía y se remitió al Congreso de Diputados donde fue aprobada.

El presidente de Coprehu, Juan Antonio Millán, ha detallado que la Ley de Trasvase del Condado incluye como disposición adicional única la obligación de que la administración central priorice y agilice obras, como la presa y conducciones de Alcolea, la presa de Coronada y los bombeos de Bocachanza, a fin de garantizar en Huelva disponibilidad de agua para las demandas actuales y futuras de agua.

En este sentido, Millán ha manifestado su desacuerdo con que ahora, tres años después, el Gobierno de España cuestione la construcción de la presa de Alcolea, “la misma que calificó de esencial y de obligada construcción por ley para el futuro del Condado y de Doñana”.

Para la Asociación de Promotores de Regadíos de Huelva el objetivo de poner ahora en duda la calidad de las aguas que embalsará Alcolea es “disponer de una excusa que justifique las demoras del Ministerio para la Transición Ecológica para finalizar las obras de la presa de Alcolea, que se paralizaron hace cinco años por incumplimiento de plazos de contrato de la UTE”.

“Se están dejando influenciar por la Fundación Nueva Cultura del Agua para no reanudar una obra que tiene financiación garantizada desde 2007 y una DIA desde el año 2000 que aún está vigente”, ha apuntado Millán, quien considera que la negativa a reanudar la construcción de Alcolea “solo tiene una motivación ideológica alienada con el ecologismo más radical”. “Lo que tiene que hacer el Ministerio para la Transición Ecológica es hablar claro y tomar una decisión ya, y no esconderse detrás de estudios y titulares de prensa”, ha enfatizado.

El presidente de Coprehu ha apuntado que en la provincia de Huelva y de Sevilla “se utilizan y consumen desde hace décadas agua embalsada que recorre los mismos terrenos mineros de la faja pirítica, como es el caso de la presa del Agrio, la de Sotiel-Olivargas o los embalses del Chanza y Andévalo”, al tiempo que ha añadido que, además, existen herramientas suficientes para mejorar la calidad del agua, si así fuese necesario. “Los regantes de Huelva tenemos un contador en cada parcela, pagamos canon de agua consumida y recuperamos costes de obras y explotación”, ha explicado, antes de afirmar que “estamos comprometidos a consumir y abonar el agua de Alcolea y, para ello, hemos elaborado nuestros estudios económicos que demuestran que son viables en la línea del canon que pagamos puntualmente desde 1986”.

Por último, Millán ha recordado que la presa de Alcolea ya se contempla en el Plan Hidrológico Nacional y que su construcción permitirá abrir nuevas oportunidades de regadíos en la provincia de Huelva, “y por tanto de riqueza y empleo en una provincia con un sector agrario puntero y sostenible”.

Asimismo, ha puesto el acento en que Alcolea suministrará agua superficial para el trasvase de 19,99 hectómetros cúbicos con destino el Condado onubense y permitirá salvaguardar las aguas subterráneas que alimentan el Espacio Natural de Doñana. “Una vez más, el futuro de la provincia de Huelva no puede estar sujeto a intereses meramente políticos-ecológicos, si en 2018 la presa de Alcolea era imprescindible y de obligada construcción, ahora en 2021 no podemos cuestionar su utilidad porque significaría que el Gobierno de España habría mentido por ley a los onubenses”, ha concluido.

PUBLICIDAD

LYNCIS ENERO 2021

También te puede interesar

No se puede comentar.



Publicidad

CSIF jun 2021

Más noticias sobre:Provincia