DestacadosHuelvaÚltima Hora

Proponen reutilizar fosfoyesos para reducir emisiones de CO2 y SO2 (dióxido de azufre)

Un equipo de empresarios e investigadores andaluces ha presentado una solución para las balsas de fosfoyesos de Huelva que, lejos de soterrarlas, propone su eliminación mediante la reutilización de los residuos, bien para reducir emisiones de CO2 y SO2 (dióxido de azufre) o transformándolos en nuevas materias primas.

La iniciativa ya está en manos del Comité de Expertos creado en la Mesa de los Fosfoyesos para su evaluación, al tiempo que sus impulsores han mantenido reuniones con representantes de los distintos grupos políticos en el Ayuntamiento de Huelva al objeto de hacérsela llegar.

Según exponen los promotores de la iniciativa, entre los que destaca la presencia y participación de los profesores Alberto Santos Sánchez, de la Universidad de Cádiz, y Luis Esquivias Fedriani, de la Universidad de Sevilla, en su web mediante la aplicación de la misma, se logrará resolver el problema y recuperación para Huelva de un paraje natural como las marismas de Mendaña.

Además, este método, ya patentado, permitirá generar riqueza, transformando el fosfoyeso en nuevas materias primas; crear empleo y, además, eliminar dióxido de carbono del medio ambiente.

La propuesta pasa por actuar sobre los fosfoyesos para transformar la superficie del espacio contaminante, a objeto de eliminar «la balsa reutilizando los residuos para su transformación en productos con valor añadido reutilizables o usados por empresas del entorno para reducir emisiones CO2 o SO2».

El primer paso es la disolución del fosfoyeso bruto en una solución de sosa, el precipitado que surge es en su mayor parte cal apagada y el líquido solución sulfato de sodio que al reaccionar con el CO2 da calcita.

La calcita, uno de los productos resultantes, tiene varias aplicaciones: reacciona con el SO2 sirviendo como materia prima para que las empresas puedan reducir sus emisiones; también tiene aplicaciones medioambientales relacionadas con la purificación del agua o neutralización de suelos ácidos y aplicaciones industriales al poder ser usada como material para la construcción, la industria papelera o química.

El sulfato sódico por su parte, tiene uso industrial como secante, y también en la industria del vidrio, la alimentaria, o para la pulpa de papel.

Las ventajas de este método, dicen, es que «transforma un problema de contaminación grave en una oportunidad medioambiental, sostenible y económicamente viable, y los productos resultantes pueden ser usados para reducir la huella de carbono y las emisiones de la industria del entorno».

También te puede interesar

No se puede comentar.

Más noticias sobre:Destacados