Firmas

¿Racismo?

Gema I. Gutiérrez

Llega el frio que deja paso al invierno y la paz en un municipio que se siente siempre abierto al forastero, tras un largo y difícil verano y ante los días más cortos, los paseos con mi perro se vuelven tranquilos en los largos kilómetros de playas y caminos.

Jamás pensé que un sencillo paseo al atardecer pudiera acabar en un llamémoslo “altercado” con dos señoras motivado por la eterna discusión entre perros y gatos. Y nunca mejor dicho.

Situando la historia en el paseo marítimo de Islantilla, repleto en los meses de canícula y hoy con eterna soledad en un, y entono el” mea culpa” , decido soltar la correa del perro que, oh, es un husky que aún no se ha comido a nadie.

Ante la nueva libertad el perro corre, disfruta, juega…. Oh cuanta transgresión delictiva!

Sin tiempo a reaccionar una señora de avanzada edad comienza a agredir al perro con un carro de la compra, ante la mirada del animal que solo quiere jugar con un grupo de gatos sueltos.

Me acerco para comprobar que dicha señora junto a su hija tienen la necesidad de alimentar a los felinos y tras recriminar su actitud respecto a la agresión hacia mi perro y sin casi percatarme comienzan a llamar a la Guardia civil al grito de ¨una gitana me está pegando»,

Evidentemente la gitana parecía ser yo.

Gitana, gitana, no abeturné señora de bien!

¿Yo gitana y usted?

Anda si son colombianas!

Del racismo y el odio ya hablamos luego,

¿Mi perro con chip, vacunado hasta del covid, y yo gitana?

Los gatos sueltos y sin dueño en zona de hábitat del camaleón sí.

¿Mi perro debe de ir amarrado y la gitana española esperando a que unas personas extranjera me digan gitana a modo de insulto?

El racismo no entiende de culturas pero si les sirve de algo no me siento ofendida por dicho sustantivo. Gitana y española.

PUBLICIDAD

LYNCIS ENERO 2021

También te puede interesar

No se puede comentar.



Publicidad

CSIF jun 2021

Más noticias sobre:Firmas