Firmas

Salvador Illa

No es decente que Salvador Illa, semanas después de su nombramiento como candidato del PSC a las próximas elecciones catalanas, siga también al frente del Ministerio de Sanidad.

No es serio que Illa, comparta ambos cargos en una situación de extrema gravedad como la actual, con una pandemia que sigue sin control.

Porque, entre otras cosas, ya lo dice el refrán: quien mucho abarca poco aprieta.

El ministro y candidato repite que su proclamación como candidato del PSC no le impide desarrollar sus tareas como ministro de Sanidad y que está centrado al 101% en su trabajo como responsable sanitario del Ejecutivo. Pero eso no se lo cree nadie.

Entre otras cosas, porque Illa no ha dejado en ningún momento de ejercer como candidato.

El ministro podría dejar el cargo la próxima semana, pero da igual, hace tiempo que debió haber hecho caso a quienes, desde el Gobierno también, como la ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, recomendaron a Illa que se dedicase exclusivamente a su candidatura electoral.

Es una pena que el político catalán, favorito en las encuestas pese a su más que cuestionada gestión de la pandemia, haya seguido apovechandose de la proyección política que le da el ministerio para, dentro de unos días, pedir el voto para el PSC.

Después algunos lamentarán la cada vez más fuerte desafección del común de los mortales hacia los políticos.

(Firma: Antonio Suárez Candilejo)

PUBLICIDAD

LYNCIS ENERO 2021

También te puede interesar

No se puede comentar.



Publicidad

CSIF SEPT 2020

Más noticias sobre:Firmas