Provincia

SATSE inicia acciones legales para garantizar a enfermeras y fisioterapeutas el acceso a puestos directivos en el SAS

El Sindicato de Enfermería, SATSE, en Andalucía ha comenzado a interponer recursos contra las convocatorias de concurso de méritos para puestos directivos y cargos intermedios del Servicio Andaluz de Salud (SAS) que discriminen el acceso a los mismos a profesionales con titulaciones de Grado del grupo A2, entre las que se mantiene actualmente a enfermeras y fisioterapeutas.

Según denuncia SATSE, la actual pervivencia de los niveles A1 y A2, por falta de transposición de la normativa europea tras la implantación del Plan Bolonia que igualaba como Grado las Titulaciones de Enfermería o Medicina, está provocando que el SAS interprete erróneamente en sus convocatorias que para cubrir puestos directivos y cargos intermedios uno de los requisitos es ocupar el nivel A1, excluyendo así de la posibilidad de acceder a la carrera de gestión a los enfermeros/as o fisioterapeutas.

Además, el Sindicato de Enfermería explica que se da la paradoja de que hace unos años los enfermeros/as sí podían acceder a dirigir un centro de salud o una unidad de gestión de un hospital, de hecho, hay profesionales de esta categoría en puestos de gestión, pero ahora se ha bloqueado esa posibilidad. Sin embargo, en las últimas convocatorias es cuando ya se incluye el requisito de A1, lo que excluye a los enfermeros/as (que son A2) generando una grave discriminación entre categorías.

Tal y como expone la organización sindical, para regular esta situación en Andalucía se aprobó en Mesa Sectorial de Sanidad, a finales de abril de 2021, el proyecto de Orden por la que se modifican los Anexos I y II de la Orden de 5 abril 1990, de la Consejería de Salud y Servicios Sociales, por la que se establece el régimen funcional de las plantillas de los Centros Asistenciales del Servicio Andaluz.

En dicha modificación se introdujo una reivindicación del Sindicato de Enfermería como es el reconocimiento del acceso a cargos directivos e intermedios, tales como una Dirección Gerencia o una Dirección de Unidad de Gestión Clínica, a profesionales de Titulaciones de Grado del grupo A2 como son Enfermeras o Fisioterapeutas, y no en exclusiva a Licenciados del grupo A1, dando a estos profesionales una seguridad jurídica para ocupar estos puestos.

La aprobación de este proyecto de Orden se produjo tras meses exigiendo SATSE a la Dirección General de Personal de SAS que estableciera las medidas necesarias para evitar los ceses de enfermeras y enfermeros que ocupaban cargos de directores de Unidades de Gestión en la Sanidad andaluza, ceses realizados sin mediar sentencias ni causas objetivas que los justificaran.

El Sindicato de Enfermería siempre ha defendido que la Ley 44/2003, de 21 de noviembre, de Ordenación de las Profesiones Sanitarias, avala la presencia de enfermeras o fisioterapeutas en puestos de gestión, pues en modo alguno reserva las funciones y competencias de las Direcciones de Unidad a licenciados sanitarios.

De hecho, el artículo 10 de la citada Ley establece que dichas facultades y competencias, entre ellas las relativas a jefatura o coordinación de unidades y equipos sanitarios y asistenciales, la de promover el desarrollo de la gestión clínica y la gestión por procesos integrados, no vienen reservadas a personal Médico y podrán ser desempeñadas en función de criterios que acrediten los conocimientos necesarios y la adecuada capacitación.

En este sentido, SATSE defiende la capacidad de otras profesiones sanitarias distintas a los médicos para dirigir las unidades, ya que las tareas de gestión clínica, de coordinación e integración pueden ser atendidas con plenitud de eficacia y eficiencia por otros profesionales sanitarios, como así quedó finalmente recogido en esta actualización de la normativa del SAS.

Sin embargo, a día de hoy, cerca de un año después, la modificación de esta Orden sigue en tramitación debido a la falta de diligencia de la Administración y a las trabas que están poniendo otras organizaciones sindicales y, a efectos prácticos, las convocatorias de cargos en el SAS continúan sin incluir a las categorías del actual grupo A2, situación que ha llevado al Sindicato de Enfermería a tener que volver a acudir a los tribunales ante la flagrante vulneración de los derechos de los enfermeros/as y fisioterapeutas a ocupar puestos directivos y cargos intermedios en el Servicio Andaluz de Salud.

También te puede interesar

No se puede comentar.



Publicidad

CSIF - EMILIO DURÓ 4 OCTUBRE 2022

Más noticias sobre:Provincia