Apuntes

Siempre pagan los mismos

En política la derecha y la izquierda, al final son iguales.

Una persona tiene, con todos mis respetos, la total libertad de ser partidario, afiliarse, comulgar, compartir, etc. y más expresiones que se me ocurrirían, sus ideas en consonancia con un partido político de cualquier índole, y por lo tanto, inclinarse en esa ideología hacía los extremos que en nuestro país llamamos la derecha por un lado, y la izquierda por otro. Está claro que eso es totalmente libre, y también el no decantarse por ninguno de los dos extremos, porque una cosa sí sucede, y es que los dos extremos son catastróficos para el ciudadano de a pie. Pero sucede que en un equilibrio o término medio, las dos ideologías tienen algo bueno. Eso sí, cada una algo distinto.

Debemos dejarnos ya de prejuicios, y no considerar que hay conceptos propios de la derecha, como el dinero, porque a la vista está que hay muchísimas personas de izquierdas bastante adineradas, que se “cuelan” en la izquierda porque en la derecha no hay futuro en algunos sitios. Ni tampoco que la cultura ni el arte son propiedad de la izquierda, porque en la derecha también se fomentan dichos conceptos, pero con otros contenidos, o los mismos pero orientados hacia otra visión de las cosas.

Pero en definitiva, y es la idea que yo quiero transmitir en esta lectura, es que cuando gobierna la derecha el ciudadano de a pie, que tiene su trabajo, paga sus impuestos y digamos que es el ciudadano de clase social media, que ni le sobra el dinero ni tampoco pasa hambre excesivamente, es el más perjudicado de la política de derechas.
Casualmente cuando gobierna la izquierda, el tipo de ciudadano que he definido antes también es el más perjudicado de la sociedad.

¿Y por qué sucede esto?

Al gobernar la derecha, la tendencia es claramente favorecedora hacia las clases sociales altas, que aunque pagan muchos impuestos por sus ingresos, propiedades, etc. se ven beneficiadas de la política de derechas que en ese momento se impone….. poder despedir más barato, etc.

Al gobernar la izquierda, la tendencia a favorecer se ve inclinada hacia las clases sociales bajas, que por su condición de ser acreedoras de la política social (que creo que debe existir en su justa medida ese amparo social), son las que se benefician de lo mucho o poco que se pueda.

Y mientras tanto, la clase media (al que no le sobra un euro pero tiene para comer), está encasillada en medio, soportando todo y manteniendo el país (a base de recortes en sus salarios, aumentos en sus gastos básicos de supervivencia), en pequeñas dosis cada uno de los millones (cada vez menos) que por suerte todavía se pueden denominar de clase media.
Por lo tanto, si usted se considera de clase media, no lo dude un momento, le debe dar igual que gobierne la derecha o la izquierda. No va a beneficiarse nunca.

image_pdfPDFimage_printIMPRIMIR
To Top

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies