PUBLICIDAD

FITUR 2020
Firmas

Sin noticias de Adela: ¿Un acto impulsivo?

Una menor de dieciséis años de Niebla lleva una semana desaparecida. Aunque se deben plantear todas las hipótesis, se cree su huida fue voluntaria y en compañía de un joven de 22 años.

Numerosas pistas llevan a esta creencia como puede ser la discusión ese mismo día con su padre. Además de llevarse 1300 euros que había en casa, destinados a un motivo familiar.

Adeli, su madre, me transmitía la preocupación por la menor, una niña sensible que en el pasado había sufrido algún episodio de acoso.

Le preocupaba la nula protección en las relaciones íntimas de ambos jóvenes y consecuentemente, un embarazo no deseado.

Novios desde hace muy poco, desde septiembre. Una relación en el aire, acaso con la idealización del primer amor hasta que se ve la realidad y no todo es tan bonito.

Al contrario, vienen las decepciones, las desilusiones. En la actualidad, los adolescentes, se practica mucho el reto de 48 horas desaparecido para alertar y llamar la atención a la familia y aparecer unos días después como si no hubiera sucedido nada.

Esto denota problemas no resueltos, angustias que acaso el de enfrente no ve. A veces se produce una dependencia afectiva en algunas menores de su supuesta pareja, siempre mayor. Se realizan actos vitales sin saber ni que se hacen, como si estuviesen con los ojos cerrados, como si estuviesen sometidas a dominación y control mental.

Según informaciones, el joven padece epilepsia y eso puede definir, a raíz de una enfermedad, unos rasgos de personalidad colaterales. Ansiedad, bipolaridad de emociones. Quizás, María Adela tenga miedo a una vuelta, por la respuesta de sus padres.

Sus padres la recibirán con los brazos abiertos y jamás decirle ni echarle en cara nada. Darle confianza, que se sienta segura, con tranquilidad y sin recriminaciones.

Posteriormente se razona, con argumentos, con calma pero pasado un tiempo. Importante que se pregunte a los padres y familia del joven con el que se cree huyó. Acaso esté más cerca de lo que se cree.

Esta rebeldía adolescente hace no controlar los peligros que en cualquier momento puedan surgir y que aparezcan variables extrañas con las que no se contaba. Esperamos que en unos días todo vuelva a su cauce y se quede como una lección aprendida en el bagaje de nuestras experiencias.

image_pdfPDFimage_printIMPRIMIR
To Top

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies