PUBLICIDAD

FITUR 2020
Huelva

SOS Bebés Robados recurre ante el Supremo el archivo de la sustracción de un recién nacido en 1992 en el hospital Manuel Lois

La asociación SOS Bebés Robados ha informado este lunes de la admisión por parte de la Sección Tercera de la Audiencia Provincial de Huelva del recurso de casación formulado por la Asociación SOS Bebés Robados Huelva contra el archivo del último de los asuntos judiciales que estaba en vigor, relacionado con la sustracción de un recién nacido alumbrado en 1992 en el Hospital Manuel Lois, dándose traslado del mismo al Tribunal Supremo.

Se trata de un caso de los innumerables que esta Asociación ha denunciado en los últimos años y es un fiel reflejo del devenir de tantas familias onubenses.

Lo novedoso de este recurso de casación, según informa la propia asociación, es que es un camino diferente desde el punto de vista jurídico desde que la Audiencia Provincial de Huelva decidiera en pleno de 2012 (hace ahora justo 6 años) unificar criterios y declarar prescritos todos los asuntos judiciales por el paso del tiempo (15 años) contados desde que el supuesto bebé robado naciera.

Esta asociación siempre ha mantenido que el cómputo debe hacerse desde que la persona tiene conocimiento del hecho, para que no exista «indefensión judicial» y pueda defenderse ante los tribunales, pues considera «absurdo» que el plazo de los 15 años comience desde el nacimiento de la persona «pues nadie está capacitado desde que nace hasta que cumple 15 años a desarrollar un procedimiento judicial por inmadurez personal y desconocimiento de que es un bebé robado».

La Audiencia Provincial, según indican, «piensa lo contrario» y es entonces cuando la batalla judicial «cobra un rango diferente». Así, señalan que «es sabido que las Audiencias Provinciales tienen independencia y pueden tener opiniones dispares sobre un mismo tema», por lo que entienden que es el Tribunal Supremo quien debe unificar criterios «para que esto no ocurra, y aquí está el problema». La Ley de Enjuiciamiento Criminal no permite acudir a simple vista al Tribunal Supremo pues no contempla recurrir en casación un Auto de archivo de la Audiencia Provincial. Es decir, la ley frena el camino a Madrid en este tipo de asuntos «y es una lástima porque no podemos saber hasta hoy qué opinión tiene el Tribunal Supremo sobre el cómputo de la prescripción de este delito».

A pesar de ello, la asociación confía en que esto cambie, pues Bebés Robados Huelva es pionera en alcanzar la vía del Supremo a través de “otra puerta”, algo nuevo en el panorama judicial español y que forma parte de un engranaje complicado de entender si alguien no sabe mucho en materia de derecho.

Podría resumirse de forma muy simple y global (para hacerlo entendible) en dos aspectos procesales:

1) La vulneración de la Constitución Española en su artículo 21 en lo referente al derecho de todo ciudadano a una tutela judicial efectiva y a un proceso con todas las garantías legales, «pues no olvidemos que los casos se archivan sin llevar a cabo ningún trámite legal, ni tan siquiera citar al denunciado, investigar los hechos, diligencias policiales… nada».

2) Por infracción de Ley, basando dicho motivo en la Ley de Enjuiciamiento Criminal y en dos artículos de la misma Ley que, en supuestos concretos, permite llegar a recurrirse en casación (uno de los motivos es precisamente la prescripción).

Reunión en el Ayuntamiento

Por otra parte, el alcalde de Huelva, Gabriel Cruz, ha recibido esta mañana en su despacho consistorial a la presidenta de SOS Bebés Robados de Huelva, Esperanza Ornedo, quien ha querido trasladar al Ayuntamiento de la capital el sentir y la situación vivida por esta Asociación Onubense de Afectados por trata de Bebés, que representa actualmente a 180 familias que sospechan haber sido víctimas de este tipo de robo en hospitales o clínicas de la provincia de Huelva.

En este marco, el regidor ha querido mostrar su respaldo y solidaridad con esta causa, así como el apoyo del Consistorio a una entidad que viene abordando las presuntas sustracciones de recién nacidos en hospitales y clínicas de Huelva, en su mayoría correspondientes a la década de los setenta. Estos robos de neonatos han sido denunciados por padres o hermanos en la mayor parte de los casos, onubenses que a día de hoy siguen buscando a sus familiares y clamando justicia.

image_pdfPDFimage_printIMPRIMIR
To Top

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies