El Avispero

¿Suprimirá el Partido Socialista portugués el peaje del Algarve que tanto criticó antes?

¿Tendrá el peaje del Algarve los días contados? De momento, la llegada al Gobierno de Lisboa del socialista Antonio Costa ha hecho albergar a quienes rechazan el citado ‘portagen’ ciertas esperanzas de que será finalmente suprimido.

Y es que Costa se caracterizó, durante las legislaturas del Partido Socialdemócrata (PSD) por su oposición frontal a esta medida.

De momento, sólo se ha comprometido a la reducción en un 50 por ciento de las tasas que desde hace cuatro años, cuando se puso en marcha este peaje, han de pagar los automovilistas que circulen por la región algarvía.

Los diputados de varias formaciones políticas, entre ellas el Partido Comunista de Portugal (PCP) creen que con el cambio de signo político en el Gobierno portugués existen más posibilidades de que el peaje sea eliminado.

Mientras tanto, la Comisión de Usuarios de la Vía do Infante ha llevado a cabo diversas acciones de protesta en las últimas semanas, coincidiendo con el cuarto año la puesta en marcha del citado peaje.

Para dicho colectivo de afectados, el balance de dicho periodo es “nefasto”. Así, en términos de siniestralidad, este año 2015 se cerrará en el Algarve con unos 10.000 accidentes de tráfico, lo que para esta asociación supone una “brutalidad”.

En el periodo comprendido entre el 1 de enero y el 21 de octubre se contabilizaron 32 víctimas mortales, 12 más que en dicho periodo del año 2014.

Por ello, Faro se ha convertido en el cuarto distrito con más accidentes de Portugal, por detrás de Lisboa, Porto y Braga.

La Comisión de Usuarios ha pedido al nuevo Gobierno surgido de las pasadas elecciones generales que elimine dicho peaje, debido a que, además, está provocando importantes pérdidas económicas.

Dicho gravamen ha provocado que la siniestralidad se haya disparado en la Nacional 125, ya que su volumen de tráfico ha aumentado desde hace cuatro años.

También te puede interesar

No se puede comentar.

Más noticias sobre:El Avispero