PUBLICIDAD

Emisión Misas Diarias
Nerva

Temor en Nerva: piden que los residuos tóxicos de Zaldívar no lleguen

Ecologistas en Acción ha pedido a la Junta de Andalucía que impida el traslado de los residuos derramados del vertedero del Zaldívar ante las informaciones que apuntan que sus gestores buscan otras instalaciones.

De este modo, el colectivo conservacionista pide que se exija que los residuos, particularmente los tóxicos y peligrosos, sean tratados en procedencia y aplicando el principio de proximidad, tras recibir la alerta por los vecinos y vecinas de la Cuenca Minera, que temen que los residuos del recientemente cerrado vertedero de Zaldívar en el País Vasco acaben en el vertedero de residuos peligrosos y no peligrosos de la localidad de Nerva.

Ecologistas en Acción señala que «los acontecimientos en Zaldívar nos recuerdan que la gestión nefasta en Nerva ha llevado a numerosos accidentes que han puesto en riesgo la salud y seguridad de los habitantes de la Cuenca Minera, y la necesidad de poner fecha de caducidad definitiva al vertedero que gestiona allí Ditecsa.

Y es que, el cierre del vertedero de Zaldívar en el País Vasco, tras el desprendimiento e incendio de residuos, hace pensar en la necesidad de buscar un lugar alternativo de almacenamiento tanto de los residuos que allí llegaban como para los que han quedado esparcidos por la ladera, que supondría la carga de 23.000 camiones, según el gobierno vasco.

«En Nerva llevan 22 años con un vertedero de residuos tóxicos caracterizado por una gestión muy nefasta, con más de 15 incendios en el interior de las instalaciones, nubes de polvos tóxicos en las operaciones de descarga y malos olores continuamente, puesto que está a 800 metros escasos de la barriada de El Ventoso del municipio de Nerva, además de numerosos vertidos al cauce del Río Tinto, derrames de residuos en las carreteras y accidentes de transporte», recuerdan los ecologistas.

En 2011, 25.000 toneladas de residuos procedentes de Italia, supuestamente de forma regular, terminaron en Nerva.

La empresa Ditecsa es la gestora de este vertedero y de otro centro similar en Montornés del Vallés en Barcelona, en el cual, en diciembre de 2019, se produjo un enorme incendio que terminó contaminando el río Besós.

«Las instalaciones están colmatadas desde hace tiempo y, sin embargo, en 2014 una sentencia anulaba la denegación de la autorización para su ampliación, por lo cual ésta tuvo que ser aprobada y el vertedero tóxico está asistiendo al incremento paulatino de su superficie que permitirá un volumen que duplicará la cantidad de residuos tóxicos ya depositados allí, prolongando su vida útil unos 30 años más. Así, Nerva se ha convertido a lo largo de estos 22 años de funcionamiento del vertedero tóxico, en el retrete tóxico de nuestro país y de media Europa».

image_pdfPDFimage_printIMPRIMIR
To Top

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies