PUBLICIDAD

Emisión Misas Diarias
Deportes

Un Ciudad de Lucena contra las cuerdas pide la hora ante un valiente San Roque (1-1)

Visitaba el Estadio Ciudad de Lepe el líder de la categoría con la intención de ponerle punto y final a la racha de siete jornadas sin perder del CD San Roque de Lepe. Nada más lejos de realidad, y es que los leperos hicieron que el plantel de Dimas Carrasco acabase pidiendo la hora, sumado una nueva jornada a la dinámica.

Los primeros 45 minutos fueron muy disputados por parte de ambos conjuntos. Con ocasiones para el San Roque y Ciudad de Lucena, ambos jugando con un tridente de ataque con gran libertad posicional. Sobre todo en los locales, con un Fernández que volvió a confiar en Rober en detrimento de Toscanini. En los visitantes las bandas eran para Erik y Joselinho, con Maero en punta marcando a Correa y Siles, jugando y ganando multitud de balones de espalda a la meta de Robador.

A pesar de varias jugadas a balón parado del San Roque de Lepe para meterle miedo a los de azul y blanco e inaugurar el marcador, el plantel que lo bautizaría sería el CD Ciudad de Lucena. Joselinho, gracias a un mal inicio de jugada de los aurinegros que regalaría el esférico al centro del campo rival, convirtió la primera diana desde un centro lateral; controlando, regateandose a la zaga lepera y anotando por encima de un Robador que poco pudo hacer (0-1, 18’). Tras ello, los aurinegros lo intentarían, aunque no consiguieron regalo alguno, a pesar de un testarazo al larguero de Correa tras saque de esquina. De esta manera, terminaría la primera parte con victoria por la mínima para los de azul y blanco.

La segunda parte fue un monólogo para el plantel lepero. El San Roque alcanzó las tablas en los primeros minutos gracias a la fe, de nuevo una jornada más, de Rober. El falso nueve presionó al defensa rival en las inmediaciones de su área, le robó la cartera a Gallardo, chutó, golpeó en el póster y Abeledo cazó el rechace para poner las tablas en el marcador (1-1, 46’). Tras esto, los de Carrasco se vieron en un envite totalmente distinto. Iría a por todas Antonio Fernández, metiendo a Toro por Azael, colocando a Abeledo como carrilero, cambiando a Fernandito por Toscanini y suplicando a López por Miguelito. En resumen, el técnico gallego puso toda la carne posible en el asador. Y punto esto de surtirle efecto: con grandes ocasiones de Toscanini de remate de cabeza, o de Lucas Correa, también con la testa, tiro que acabó golpeando en la escuadra. A pesar de ello, no se movería un marcador que dejó al Ciudad de Lucena contento con el empate y al San Roque triste por no llevarse los tres puntos.

image_pdfPDFimage_printIMPRIMIR
To Top

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies