ProvinciaZZ_Slider

Un informe alerta que las aguas de la presa de Alcolea no son aptas para el regadío

Ecologistas en Acción ha exigido a la ministra de ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, la paralización y abandono definitivo de la construcción de la presa de Alcolea, así como que se proceda a la restauración del área afectada.

De esta manera, según dicho colectivo, se evitarían daños ambientales y culturales irreversibles, además de «dejar de derrochar ingentes cantidades de dinero» en una obra que «no va a tener ninguna utilidad», pudiéndose invertir esos fondos en otras actuaciones realmente necesarias.

Dicho embalse anegaría zonas de gran valor ecológico, con presencia de especies animales amenazadas, así como elementos de gran valor histórico y cultural, como son varios molinos de los siglos XVI y XVIII.

Por ello, las organizaciones ecologistas, entre ellas Ecologistas en Acción, llevan oponiéndose a la construcción de ese embalse al menos desde 1993.

Pero, además de su gran impacto sobre el medio natural y el patrimonio histórico, la presa «carece de utilidad». Esta infraestructura tiene como finalidad suministrar agua para nuevos regadíos.

Sin embargo, en un informe elaborado en 2011 por el Centro de Estudios y Experimentación de Obras Públicas (CEDEX) se alertaba que sus aguas no son aptas para el riego, al contener elevadas concentraciones de metales pesados.

En este sentido, Ecologistas añade que en el Esquema provisional de Temas Importantes (EpTI) de la Demarcación Hidrográfica del Tinto, Odiel y Piedras, elaborado por la Junta de Andalucía, se indica: «Si no se disminuyen las cargas contaminantes actuales del Odiel, la calidad del agua que se almacene en la futura presa de Alcolea podría no tener los valores mínimos exigibles en normativa y poner de esta forma en peligro los desarrollos agrícolas de la demarcación previstos en el plan y que dependen en gran parte del recurso de esta infraestructura».

A juicio de la asociación conservacionista, las cargas contaminantes no van a reducirse, e incluso es posible que aumenten después de haberse abierto varias nuevas explotaciones mineras aguas arriba y existir otras en proyecto.

En definitiva, la presa de Alcolea es una obra de gran impacto ambiental y cultural, de un elevado coste económico y que no cumpliría ninguna función.

De hecho, esta obra hidráulica «no cumple» con ninguno de los requisitos establecidos en la vigente Ley de Aguas para su declaración de interés general (Artículo 46, apartado 5). Si se promoviese hoy en día, dicho proyecto «no pasaría» los filtros establecidos en la Ley de Aguas para las nuevas obras hidráulicas.

La construcción de este embalse sobre el río Odiel, con 274 hectómetros cúbicos de capacidad, actualmente se halla paralizada tras los problemas financieros de la empresa que resultó adjudicataria.

Se calcula, según los ecologistas, que se ha ejecutado hasta la fecha menos del 20 % de la obra.

También te puede interesar

No se puede comentar.



Publicidad

CSIF - 20 JUN 2022

Más noticias sobre:Provincia