ProvinciaÚltima Hora

Un juzgado de Huelva reconoce como enfermedad profesional el contagio de Covid-19 de una enfermera

El Sindicato de Enfermería, SATSE, en Huelva ha conseguido que se reconozca que la COVID-19 contraída por una enfermera a consecuencia del desarrollo de su actividad asistencial en el Hospital Juan Ramón Jiménez de Huelva tenga la consideración de enfermedad profesional, tal y como defendía la Asesoría Jurídica del sindicato, y no enfermedad común.

La enfermera fue contagiada de COVID-19 mientras realizaba su trabajo e inició el proceso de incapacidad temporal el 23 de marzo de 2020, hasta el 14 de abril del mismo año.

Con fecha 10 de mayo de 2021, la demandante insta la tramitación de un expediente administrativo para la determinación de la contingencia del proceso de incapacidad temporal iniciado con fecha 23 de marzo de 2020 y sin que conste resolución expresa del mismo. Posteriormente, con fecha 15 de julio de 2021, se presenta escrito de reclamación previa frente a la eventual desestimación de la solicitud anteriormente reseñada por silencio administrativo. Y finalmente, con fecha 6 de octubre de 2021, se presenta la demanda en el Decanato de los juzgados de Huelva.

El Juzgado de lo Social número 3 de Huelva considera “acreditado (elemento de hecho no discutido por ninguna de las partes) que la demandante contrajo el virus de la COVID-19 en su puesto de trabajo de enfermera del Hospital Juan Ramón Jiménez de Hueva” y, por lo tanto, le da la razón a la enfermera frente al Instituto Nacional de la Seguridad Social, la Tesorería General de la Seguridad Social y el Servicio Andaluz de Salud fallando a su favor en la reclamación por determinación de contingencia de proceso de incapacidad temporal como derivado de enfermedad profesional.

Con esta sentencia, SATSE ha conseguido abrir un espacio para continuar defendiendo a las enfermeras, enfermeros y fisioterapeutas contagiados por COVID-19 durante el ejercicio de su actividad asistencial. Además, desde el sindicato se indica que el hecho de que sea calificada como enfermedad profesional supone un aumento de la protección para el trabajador en el supuesto que precise una adaptación de puesto de trabajo, acceder a una incapacidad temporal o jubilación, como consecuencia de las lesiones o secuelas que pudiera originar en la salud del profesional.

También te puede interesar

No se puede comentar.



Publicidad

CSIF - 20 JUN 2022

Más noticias sobre:Provincia