Sucesos/SociedadZZ_Slider

Un preso conflictivo incendia su propia celda en la cárcel de Huelva

Foto de archivo

El pasado martes, un interno con un largo historial penitenciario provocó un grave incendio en su celda, creando una gran cantidad de humo, poniendo en peligro, no solo su propia vida, sino también los funcionarios que fueron a socorrerlo como el resto de internos que están alojados en dicho módulo.

Una nueva gran actuación de los funcionarios de la prisión de Huelva en la que, poniendo en riesgo su propia integridad, en momentos de gran tensión, consiguieron salvar la vida de dicho interno así como desalojar a la población reclusa de la segunda planta del módulo residencial ante el peligro de inhalación del denso humo que provenía del incendio.

Gran intervención que se encontró con la fuerte oposición del interno, que se abalanzó a los trabajadores cuando procedieron a la apertura de la celda para sacarlo y a la extinción del incendio. Así como el fallo inexplicable de los extractores de humo, instalados hace poco más de cuatro meses.

En este sentido, desde Acaip quieren denunciar que dicho interno tras una propuesta, por parte del centro penitenciario de Huelva, de clasificar en primer grado, es decir, un régimen de vida más restrictivo, dada su nula adaptación a un régimen de vida normal, Instituciones Penitenciarias, dirigida por Ángel Luis Ortiz, estimó oportuno mantenerlo en un régimen de vida ordinario en contra de la propuesta del centro.

Habida cuenta de las consecuencias y teniendo en cuenta que este interno, en momentos posteriores al incendio, agredió a un trabajador, esperan que Instituciones penitenciarias «tome nota y reconsidere esa decisión por la seguridad de los trabajadores de la prisión de Huelva, así como la población reclusa que habita en ella».

Por otra parte, exigen la revisión exhaustiva de todos los extractores de humo del de todas las dependencias del centro, para que este tipo de fallos no vuelvan a producirse .

También quieren resaltar esta actuación, teniendo en cuenta que, explican, los funcionarios de prisiones apenas cuentan con formación para la extinción de incendios y se están enfrentando a situaciones en las que, literalmente, se juegan la vida. Por ello, afirman que la administración penitenciaria debe aportar soluciones más eficaces que, por un lado, hagan reducir este tipo de incidentes y, por otro, no exponga de esta manera la integridad de los trabajadores.

Desde Acaip Huelva, finalmente, quieren ensalzar la encomiable labor que realizan los funcionarios y las funcionarias de prisiones, y en particular en dicho centro, para salvaguardar la vida de los internos y las internas que están bajo su tutela, y que contrasta con la puesta en valor de este trabajo por Instituciones Penitenciarias y que se refleja «dejando en el sueño de los justos, unas negociaciones para establecer a sus trabajadores un incremento salarial digno, el aumento de plantillas para paliar el elevado déficit de funcionarios de prisiones en toda España, y  en definitiva, poner en valor una profesión tan compleja y difícil como la de funcionario de prisiones», concluyen.

También te puede interesar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *



Publicidad

CSIF - 20 JUN 2022

Más noticias sobre:Sucesos/Sociedad