Sucesos/SociedadÚltima Hora

Un preso de Huelva intenta agredir con palos afilados a funcionarios

El pasado martes se produjo, de nuevo, un grave incidente en el centro penitenciario protagonizado por un interno, que con palos afilados intentó agredir a funcionarios. Y que gracias, una vez más, al arrojo de estos, consiguieron arrebatárselos y reducir al interno evitando una tragedia, según explican desde el sindicato ACAIP.

Este incidente se suma al aumento exponencial de graves incidentes en el centro penitenciario de Huelva, y que en muchos de los casos han acabado con trabajadores agredidos. La respuesta tanto de la dirección del centro como del Secretario General de Instituciones Penitenciarias «ha sido tibia por no decir que nula», explican.

A día de hoy, la mayoría por no decir todos los reclusos que han participado en estos graves incidentes no han sido trasladados del centro penitenciario de Huelva. Y este hecho para el sindicato ACAIP, tiene una consecuencia clara: la sensación de impunidad que desde Instituciones Penitenciarias se transmite ante estos graves hechos y, por tanto, el grave deterioro de la seguridad y la integridad de los funcionarios de la prisión de Huelva.

Por otra parte, el aumento de la conflictividad no se ha intentado contrarrestar con medidas dirigidas a paliar la falta de personal. «Hasta tal punto, que la nueva promoción de 900 plazas solo 3 han sido destinados al centro penitenciario de Huelva, a pesar que el número de funcionarios asignados a este centros es sensiblemente inferior, entre 30 o 40 funcionarios menos, que cualquier centro penitenciario de similares características», sentencian desde la Agrupación de los Cuerpos de la Administración de Instituciones Penitenciarias.

«No solo eso, y es que la dirección parece inmersa en una espiral de programas de tratamiento experimentales que no se dotan de personal ni formación, y en algunos casos hasta se compromete la seguridad de los trabajadores. Y que contrasta con la dotación en publicidad institucional tanto pública como vía interna dirigida a las autoridades penitenciarias de la Secretaria General con sede en Madrid», reclaman desde Acaip UGT.

«Poniendo por ejemplo, de forma sorprendente e incongruente con la clasificación de vida interior, se dispuso la salida de primeros grados a la piscina dentro de un programa de tratamiento para internos con régimen de vida restringido, comprometiendo la seguridad interior del centro. Para, posteriormente, cerrar la instalación por graves deficiencias en las instalaciones», cuentan.

«Por otra parte, tampoco se entiende, viendo las deficiencias de personal, que el director del centro admita el ingreso en prisión de detenidos por la Guardia Civil en operaciones en narcotráfico, aumentando de forma considerable el trabajo de los funcionarios del centro y afectando a todas las áreas. Además, detectamos la descoordinación e improvisación entre Guardia Civil e Instituciones Penitenciarias, pagando los trabajadores del centro estas deficiencias, ya que muchos de estos detenidos son puestos en libertad en pocas horas», concluyen.

También te puede interesar

No se puede comentar.



Publicidad

CSIF EDUCACION - OCT2022

Más noticias sobre:Sucesos/Sociedad