Mundo Paralelo

Una ballena engulle a un buceador y lo escupe después: «De repente todo se volvió negro»

El pescador de langostas Michael Packard, de 56 años de edad, no olvidará la odisea vivida el pasado viernes y que a punto estuvo de costarle la vida en la playa de Herring Cove, situada a unos 100 kilómetros al sur de Boston (Estados Unidos).

Y es que, según ha narrado y recogen diversos medios, se encontraba buceando cuando fue engullido por una gigantesca ballena jorobada que le mantuvo atrapado en su interior durante casi un minuto que se hizo eterno.

Por fortuna, poco más de medio minuto después fue escupido vivo, ileso, y todo quedó en un gran susto, en una pesadilla que tardará en olvidar.

«Sentí un empujón y de repente todo se volvió negro», según ha relatado Packard, que recuerda que al principìo pensó que había sido atacado un gran tiburón blanco, pero no notaba ningún dolor ni presión de dientes.

Según destaca, «podía sentir que me movía, y a la ballena apretando los músculos de su boca”.

El pescador, en ese momento, empezó a moverse y a luchar por salir, logrando finalmente su objetivo tras 40 segundos que se hicieron eternos.

“Lo siguiente que recuerdo es que vi luz, que empezó a agitar la cabeza y de repente estaba fuera de la ballena”, recordó finalmente.

PUBLICIDAD

LYNCIS ENERO 2021

También te puede interesar

No se puede comentar.



Publicidad

CSIF jun 2021

Más noticias sobre:Mundo Paralelo