SociedadSucesos/SociedadZZ_Destacado-portada

Una sensación única: la Sierra de Aracena a caballo

Recorrer la Sierra de Aracena a lomos de un caballo, contemplando la belleza del paisaje y respirando su aire puro es una experiencia increíble. Al alcance de todos y en cualquier época del año. Pero sin duda, es en otoño e invierno cuando la comarca ofrece su más bella estampa, sus colores más llamativos y el momento más vivo de sus arroyos y riachuelos.

Montar a caballo puede ser una de las actividades a practicar en una jornada o fin de semana en los blancos pueblos y aldeas de la comarca, en la que es imperdonable no comenzar la mañana con una buena tostada con jamón de la tierra regada con aceite.

Los pueblos del Parque Natural de la Sierra de Aracena y Picos de Aroche están entrelazados por un sinfín de senderos que son el escenario perfecto para esta práctica.

Cualquiera puede montar a caballo, sin límite de edad, tanto experimentados como quienes no tengan experiencia al respecto. Eso sí, siempre y cuando se tenga un estado físico aceptable.

Que no se preocupen quienes no hayan montado nunca. Los caballos caminan como si llevaran un «piloto automático», uno detrás de otro, son muy nobles y hasta un niño podría montarlos.

Recorrer la Sierra proporciona una sensación de bienestar inolvidable. Por la elegancia de los movimientos de este bello animal y porque permite una perspectiva visual única.

En Galaroza, muy cerca de la carretera Nacional 433, se encuentra la Finca Picadero La Suerte, que ofrece cientos de kilómetros de senderos que conectan las pequeñas aldeas y pueblos blancos de la comarca.

Tienen un conjunto de diez caballos para poder ofrecer rutas ecuestres. Están bien entrenados, fuertes y perfectamente adaptados al terreno.

La ruta que ofrece puede durar dos horas y discurre por senderos, cascos urbanos y parajes pintados con los colores propios del otoño: amarillos, rojos, ocres…

Cabe destacar que esta práctica es apta para cualquier tipo de bolsillos, ya que los precios son muy asequibles a lo largo de toda la semana.

Además de montar a caballo, el visitante puede compaginarlo con otras actividades: senderismo o pasear por algunos de los pueblos o aldeas de la zona, donde encontrará una amplia oferta hostelera y de alojamiento.

Para saber más de Finca Picadero La Suerte, pinchad aquí.

Contenido ofrecido en colaboración con la Consejería de Turismo de la Junta de Andalucía

También te puede interesar

No se puede comentar.



Más noticias sobre:Sociedad