CulturaHistoriaHuelvaÚltima Hora

Urnas funerarias bien conservadas en la necrópolis de La Joya

Los investigadores de la empresa Ánfora han hallado en la zona arqueológica del cabezo de La Joya algunas urnas funerarias «bien conservadas», con otros vasos y multitud de platos «en un estado muy delicado, debido a una mala cocción», además de otros enseres como un colgante de plata y un anillo o de la base de un vaso de alabastro, en las tumbas de la denominada necrópolis baja, datadas en el siglo VII a.c. según ha explicado y dado a conocer públicamente la arqueóloga y directora de la investigación Alejandra Echevarría. En general se han documentado tres fases históricas en todo el yacimiento.

En la necrópolis se encontraron 12 tumbas, ocho de ellas con restos óseos y cuatro sin ellos. Asimismo, en la Tumba 28 localizaron dos carretes o soportes, pequeños objetos de hierro y bronce, restos de huesos y otros elementos que responderían a un banquete.

De esta manera, en las primeras conclusiones, y antes de haber procedido al análisis completo de los objetos recuperados, se hallaron también morfologías de urnas y vasos muy parecidos a los de la última intervención de los años 90, siempre datados en torno a los siglos VII y VI a.c.

En cuanto a las estructuras que han salido a la luz, los investigadores han podido datar tres fases diferentes en el yacimiento, la más antigua y ya conocida que es «la protohistórica» –la necrópolis datada en el siglo VII a.c.–, la segunda documentada es del siglo XVI en la que han hallado «una serie de huellas de cultivos similares a las del seminario»; y la tercera «una fase contemporánea que cuenta con algunas pequeñas y grandes fosas llenas de basura y escombros».

Todos estos hallazgos «tienen un significado histórico muy importante para Huelva» ya que «aportan información sobre el estatus de las personas que estaba allí enterradas, que eran las élites dominantes de la época» y, de momento, tienen claro que «estamos hablando de un momento histórico que tiene un sistema político complejo y organizado y una sociedad urbana«.

Todos estos descubrimientos históricos «pondrían a Huelva aún más en el mapa» porque «el tamaño de la necrópolis es muy importante» y todos los hallazgos «aportan más información de la propia historia de la ciudad» y «hay que tener en cuenta, no solo la importancia histórica del hallazgo, sino también la patrimonial, en todos sus aspectos, poniendo en valor el yacimiento como parte del cabezo», ha finalizado Echevarría.

En cuanto al futuro que vivirá este yacimiento arqueológico, serán las administraciones competentes las que dictaminen cuáles son los siguientes pasos a dar en dicha área de intervención.

También te puede interesar

No se puede comentar.

Más noticias sobre:Cultura