CulturaHuelvaPintura

Víctor Konestilo, el artista onubense que visibiliza el autismo a través de su pintura

El onubense ha pintado un mural en la Asociación Ánsares de la capital.

Un mensaje al autismo, un reflejo ante la necesidad que tienen los más pequeños de volar. Esta es la esencia del mural que ha pintado Víctor ‘Konestilo’ en la Asociación Ánsares de Huelva, y que inauguró con motivo del Día Mundial de Concienciación sobre el Autismo, que tuvo lugar el pasado mes de abril.

Pero, comenzando por el principio, Víctor lleva la pasión por la pintura desde pequeño. A pesar de ello, cuenta a HuelvaHoy que «la primera vez que cogí un spray fue en 2004 o 2005, con un amigo con el que veraneaba y que lo llevó». En ese momento, al onubense le atrapó la curiosidad y las ganas de continuar innovando, y fue en 2007 cuando realizó su primer encargo a nivel profesional para un negocio hostelero.

De pintar en callejones y sitios poco frecuentados, a ser reconocido por un amplio público en Huelva. Para Víctor, «ha sido un cambio brutal, ha sido muchos años de estar todos los días pintando y estar haciendo cosas por mi cuenta, incluso costeándomelo, voy buscando paredes, contacto con los dueños de los sitios y pido permiso».

Sin embargo, y como todo buen artista, ‘Konestilo’ pasa por un proceso mental complejo. De esta forma, explica que «al principio sólo son ideas, hay veces que me vienen por acontecimientos que pasan -como el incendio de Doñana o el encarcelamiento de los animales acuáticos- o leo noticias y me surgen ideas». Otras veces, asegura despertarse e incluso levantarse de la cama para anotar rápidamente todo aquello que se le viene a la cabeza.

El siguiente paso tampoco resulta nada fácil ya que, según cuenta, «lo dibujo a mano o en la tablet, e incluso hago composiciones con imágenes». Un proceso laborioso, en el que deja plasmado su estilo, su forma de ser y en el que intenta que «llegue emocionalmente a la gente, porque es muy importante».

Sus pinturas están por toda Huelva, aunque uno de sus proyectos más significativos fue presentado hace unos días de la mano de la Asociación Ánsares. En este sentido, Víctor comenta que «conozco a Pablo que trabaja allí, y me llamó porque tenían una pared y querían hacer algo con ello».

Lo cierto es que desde la entidad, se le pidió un presupuesto, pero el único coste ha sido la grúa así como los materiales, ya que Víctor tenía claro que quería que fuera un regalo para todos los niños.

En esta ocasión, el artista no tardó ni siquiera cuatro días -con la lluvia de por medio- en finalizar una obra que ya luce en Ánsares y que representa la necesidad de los más pequeños de volar. De esta forma, Víctor explica que «para mí es algo que me tocaba la fibra y a parte una gran responsabilidad porque hacer algo así, que no se había hecho antes, era duro a la hora de abordarlo y quería que fuera neutral y que los niños se vieran reflejados».

De este proceso tan difícil, el resultado ha sido excelente: un niño que vuela, que cuenta con esa libertad y cuyas gafas representan el símbolo -como un infinito de colores- correspondiente al autismo. Toda una pintura cargada de sentido, de cariño y de amor con la que el onubense ha querido plasmar su talento.
Ahora, Víctor continúa sumergido en sus proyectos. Los más cercanos, un mural al centro de ASNUCI en Lepe, que acogerá a los temporeros y que volverá a ser un regalo especial para ‘Konestilo’. Pero además, el onubense espera viajar próximamente a Bilbao, y cuenta con algunas citas pendientes en Grecia, Uruguay e Italia.

Todo ello, con el talento que desprende desde el corazón.

PUBLICIDAD

LYNCIS ENERO 2021

También te puede interesar

No se puede comentar.



Publicidad

CSIF SEPT 2020

Más noticias sobre:Cultura