Andalucía/España

Vox dice que sus simpatizantes son «asediados y señalados» por sus convicciones

Vox ha presentado una proposición no de ley para su debate ante el Pleno del Parlamento en la que insta a la Junta que demande al Gobierno central que «condene y rechace todos los actos de violencia verbal o física y cualquier tipo de acoso que hayan podido sufrir los integrantes de cualquier formación política escogida democráticamente en las urnas, que están siendo señalados por sus convicciones políticas, sociales o religiosas».

«Y en esta ocasión concretamente, por el asedio constante y constatable que vienen sufriendo quienes defienden pública, mediática o privadamente a la formación política Vox», según se recoge en la iniciativa.

Vox señala que en un país democrático todos tenemos derecho a expresar nuestras opiniones y también a que nuestros puntos de vista sean respetados, por divergentes que parezcan a quienes no piensan como nosotros. «La libertad de pensamiento debe ir indisolublemente ligada a la tolerancia, que responde a la actitud del individuo que respeta las opiniones o las ideas de las demás personas, aunque no coincidan con las propias», según señala.

Sin embargo, considera que esto es cada vez menos frecuente, y las circunstancias sociales, económicas, políticas y psicológicas que a diario vivimos, y que en muchas ocasiones sobrepasan los niveles de aceptación que podamos tener, «no ayudan a que la tengamos, pero debemos rescatarla quienes creemos en una democracia que hace honor a su propio nombre y significado».

«Debemos escuchar más, respetar más, tolerar más, lo que sin duda ayudará a que cualquiera pueda tener su propia opinión», según indicada Vox.

En su opinión, la desaprobación que se genera por no admitir una ideología determinada en un momento histórico cualquiera no debe dividir a ninguna persona como ciudadanos de primera o de segunda. Añade que es muy peligrosa la tendencia de «acribillar a todo el que se resista a ser un borrego social, a abrazarse a lo políticamente correcto».

«El miedo a pensar libremente en una sociedad está escrito en las páginas más negras de la historia de la humanidad y quienes han lapidado esta posibilidad tienen nombre y rostros y serán por siempre recordados por dictadores o supremacistas», ha advertido.

También te puede interesar

No se puede comentar.

Más noticias sobre:Andalucía/España