Huelva

‘Y sin Hueva no hay fandango’ reúne por vez primera las letras del fandango

El Centro de Estudios Andaluces y la Fundación Caja Rural del Sur colaboran en la edición de un gran estudio sobre las letras del fandango. La obra ‘Y sin Hueva no hay fandango’, del investigador Juan Camacho Vílchez, reúne por vez primera una recopilación de las letras del fandango y de otras formas de folclore de la provincia onubense.

Según ha informado en una nota de prensa, generación tras generación, el pueblo onubense ha dado rienda suelta a sus sentimientos en forma de fandangos. En privado y en público -en romerías, cruces de mayo, celebraciones de Semana Santa o fiestas patronales-, el fandango se ha ido enriqueciendo con letras y cantes que son, al mismo tiempo, poesía popular, sentimiento jondo y creatividad.

Tan singular es este palo jondo que la Consejería de Cultura de la Junta de Andalucía ha puesto en marcha su reconocimiento como Bien de Interés Cultural. Con el propósito de impulsar su estudio y enriquecer el conocimiento de este cante, verdadera seña de identidad de la provincia de Huelva, la Fundación Centro de Estudios Andaluces y la Fundación Caja Rural del Sur han firmado este martes un convenio de colaboración para la publicación del proyecto editorial ‘Y sin Huelva no hay fandango’, del investigador Juan Camacho Vílchez.

El acto ha tenido lugar en la sede de la Fundación Caja Rural del Sur con la presencia de Tristán Pertíñez Blasco, director del Centro de Estudios Andaluces, y José Luis García-Palacios Álvarez, presidente de la Fundación Caja Rural del Sur. La obra, que verá la luz en 2021, cuenta también con el apoyo de la Autoridad Portuaria de Huelva.

En el prólogo del libro, el presidente de la Fundación Caja Rural del Sur, José Luis García-Palacios Álvarez, destaca que «esta obra será referencia de un estilo incomparable del flamenco que, de manera inseparable, eleva una provincia como seña identitaria de entre sus distintas versiones».

A pesar de su singularidad y riqueza, el fandango de la provincia de Huelva se ha venido enfrentando a un problema común a otras manifestaciones culturales de la tradición oral andaluza: la existencia de escasas fuentes documentales y recursos con datos e información sobre su realidad actual, evolución, transformación y aspectos que han garantizado su permanencia.

Antes que un estudio en profundidad sobre su naturaleza (temática de la que ya existen varias obras publicadas), este proyecto editorial pone el acento en sus letras, al tratarse del primer trabajo que tiene como gran objetivo recopilar el mayor número posible de letras que han llegado hasta nuestros días.

Para su elaboración, el autor ha acudido, pueblo a pueblo, a las fuentes vivas, contactando, visitando y conviviendo con las personas que aún guardan en su memoria el tesoro del fandango y de las coplas que integran el folclore de la provincia de Huelva y de sus letras.

El resultado final es un trabajo colectivo en el que el autor ha realizado una labor de coordinación y ordenación de las mismas, con el objetivo de lograr que no se perdieran más de las que ya se han desaparecido y poder, en consecuencia, transmitir este legado cultural de primer orden a las generaciones futuras.

Estructurada en cuatro volúmenes, la obra recopila y contextualiza más de 3.000 letras de fandangos, identificando 150 tipologías de este cante, compuestas y desarrolladas a lo largo del tiempo por las personas arraigadas en la provincia de Huelva.

El proyecto editorial se acompaña de un extenso material gráfico con más de un millar de ilustraciones. La obra se completa con la recopilación y descripción de otros cantes onubenses como jotillas, seguidillas, saetas, tonás, pasodobles y romances, junto a otras joyas conservadas como las Sevillanas Bíblicas y las seguidillas de las Cruces de Mayo, las Coplas del Romero, etc.

Por último, la publicación recoge los fandangos bailables de la provincia onubense, detallándose, del mismo modo, las danzas que se bailan en la provincia.

De otro lado, aunque las fotografías de la muestra ‘Las caras de Hueva’ de Francisco Javier Gil Salguero, abierta hasta el lunes pasado en la sala de exposiciones del Centro Cultural José Luis García Palacios’, no estaban a la venta, desde la Fundación Caja Rural del Sur se ha hecho entrega a la directora de Cáritas Huelva, Pilar Vizcaíno, de una aportación económica tal y como se viene haciendo tras los actos que se organizan en dicho centro con el fin de ayudar a las entidades solidarias y más en estos tiempos de pandemia.

La encargada de hacer la entrega ha sido la responsable del Centro Cultural, María Luisa García-Palacios Álvarez, acompañada del propio autor de las fotografías, Francisco Javier Gil Salguero, quien se han encargado de recoger en imágenes la presencia de distintos personajes de Huelva que han estado en el programa de Huelva Televisión ‘Las Caras de Huelva’, cuyo director es Diego Lopa Garrocho.

La exposición ha estado promovida junto a ellos dos por la Asociación Andariego Huelva y ha contado con la colaboración de varias entidades, entre ellas la misma fundación.

PUBLICIDAD

LYNCIS ENERO 2021

También te puede interesar

No se puede comentar.



Publicidad

CSIF SEPT 2020

Más noticias sobre:Huelva