Más de una tonelada de hachís incautada y 56 detenidos en un nuevo golpe al narcotráfico

Más de una tonelada de hachís incautada y un total de 56 detenciones realizadas es el resultado de un nuevo golpe al narcotráfico que ha asestado la Policía Nacional y la Guardia Civil y que culminó hace dos semanas, según se ha conocido este miércoles.

La droga fue incautada tras diversos registros domiciliarios en las provincias de Huelva y Málaga así como en las ciudades de Algeciras y Lugo, que es desde donde se ha dirigido la denominada operación Calcetín-Salafranca, desarrollada de forma conjunta por el grupo de Drogas de la Brigada Provincial de Policía Judicial y el Equipo de Delincuencia Organizada y Antidroga de la Guardia Civil, bajo la coordinación de la titular del Juzgado de Instrucción Número 1 de la capital lucense, Pilar de Lara.

La investigación se puso en marcha tras una detención practicada en Lugo y el posterior registro domiciliario en casa de un supuesto traficante al por menor, donde la Policía Nacional intervino, en octubre de 2016, un kilogramo de hachís.

El trabajo policial permitió detectar a tres organizaciones, en Huelva, Málaga y Algeciras, que le suministraban la droga "al grupo gallego", mediante "transportes con fuertes medidas de seguridad" y envíos que oscilaban entre los "40 y los 80 kilos de peso".

La media de edad de los detenidos ronda los 40 años y, en la mayoría de los casos, se trata de personas de nacionalidad marroquí y con antecedentes por este tipo de actividades delictivas.

Vídeo relacionado: