Los agricultores de Huelva le envían su carta a la "reina mago" Teresa Ribera

Piden a la ministra que intente garantizar el futuro del campo onubense debido a la sequía

El campo de Huelva, que supone uno de los más importantes pilares de la economía provincial y uno de los mayores generadores de empleo, sufre un momento de incertidumbre. Falta agua. La sequía parece que ha venido para quedarse y nuestras Administraciones, unas más que otras, es cierto, se ponen de perfil.

La situación preocupa, y mucho, a las distintas organizaciones agrícolas y por eso piden soluciones concretas y, a poder ser, urgentes.

Así las cosas, los "agricultores de Huelva" han firmado una carta que han remitido a la "reina mago" Teresa Ribera, a la sazón ministra de Transición Ecológica, en la que advierten que no piden juguetes sino que intente garantizarse el futuro de la agricultura onubense:

"Desde el apacible reino de Huelva, tierra de agricultura próspera y tradiciones arraigadas, te escribimos esta especial carta de Reyes.

No, no es para pedirte un camión de juguetes, ni un tren eléctrico, ni siquiera el último modelo de videoconsola. Nuestra petición es emocional, vital y, sobre todo, irónica.

Eres tú, Teresa, la que tiene en sus manos el mayor regalo que podríamos desear: el futuro de nuestros campos, de nuestras vidas y de las de nuestros hijos. Eres tú, nuestra particular Reina Mago, la que puede hacer que las generaciones venideras sigan teniendo el privilegio de escribir estas cartas de Reyes, de recibir juguetes, de soñar.

Nosotros, los agricultores de Huelva, somos gente sencilla, de sol y de tierra, de trabajo duro y de compromiso con lo que hacemos.

No queremos castillos ni joyas, solo queremos que se nos escuche, que se nos considere, que se nos valore. Que no se nos ningunee. Los problemas del agua nos ahogan, querida Teresa, y nos vemos incapaces de solucionarlos sin tu ayuda.

Tú, que tienes el cetro de la Transición Ecológica, tienes el poder de hacer que este problema se desvanezca como un mal sueño.

Por todo ello, te pedimos, en esta noche mágica y especial, que te conviertas en nuestra Reina Mago y que nos des el más preciado de los regalos: un futuro para nosotros, para nuestros hijos, para nuestra tierra. Con todo nuestro cariño y un poquito de ironía".