Denuncian que Sandfire-Matsa construye ilegalmente otra balsa de residuos mineros

A 800 metros de la población en la Sierra

Ecologistas en Acción ha presentado una denuncia ante el Juzgado de 1ª Instancia e Instrucción de Aracena y el Servicio de Protección de la Naturaleza de la Guardia Civil contra la compañía minera multinacional Sandfire-Matsa después de que en las últimas semanas se haya podido constatar a través de imágenes satélite del programa europeo Copernicus y visitas sobre el terreno, "el inicio ilegal de las obras de construcción de una nueva balsa de residuos mineros".

Además, han mencionado que actualmente la misma se encuentra "en fase de información pública, sin haber sido autorizada su construcción aún por la Administración Pública".

Desde hace varias semanas se inició la apertura de caminos, movimientos de tierras, desbroce y tala de árboles en la zona destinada a acoger dicha instalación y aledaños, afectando a zonas de Suelo No Urbanizable de especial protección por Razón Forestal no contempladas en el proyecto en información pública, y en donde no están permitidas este tipo de actuaciones.

La organización ecologista señala que, lejos de ser un fenómeno aislado, "esto da continuidad a la larga lista de irregularidades que se vienen cometiendo en esta mina, con la total connivencia de la Administración Autonómica".

Así, también se ha denunciado en sede judicial la existencia de instalaciones y acopios de material y balsas construidos en terrenos clasificados como Suelo No Urbanizable de especial protección en la planificación urbanística vigente del municipio de Cortegana.

"¡NO más balsas mineras, NO más zonas de sacrificio!"

Ecologistas en Acción de Huelva ha convocado además, junto con las asociaciones Aldeas Unidas, Huelva te Mira, Los Pies en la Tierra y la Universidad Rural Paulo Freire, una marcha reivindicativa en la aldea Valdelamusa para el próximo día 2 de diciembre. La movilización, bajo el lema “¡No más balsas mineras, no más zonas de sacrificio!”, recorrerá la zona donde la minera australiana Sandfire-Matsa ha proyectado un nuevo depósito destinado a acoger hasta 15 millones de metros cúbicos de residuos mineros. Desde la organización ecologista denuncian que esta instalación, que ocupará 130 hectáreas a escasos 790m de Valdelamusa, viene a perpetuar el legado tóxico de la minería en la provincia onubense".

La presa podría afectar a la calidad de las aguas debido a un alto contenido en metales pesados en los residuos procedentes de la planta de procesamiento de mineral. "Esto es especialmente preocupante teniendo en cuenta que la instalación se encuentra sobre el Barranco del Tamujoso, 5 kilómetros aguas arriba del Embalse del Tamujoso", han afirmado. Dicho embalse es considerado reserva estratégica en caso de emergencia por sequía por la empresa mancomunada GIAHSA, como es el caso actualmente, para abastecimiento de agua potable para toda la población de El Cerro del Andévalo. Además, las obras afectarían directamente al camino público conocido por los vecinos de la zona como “Camino de las Umbrías” o “Camino de las Umbrías de la Alcornocosa”.

Ecologistas en Acción ha presentado en las últimas semanas alegaciones frente al proyecto de balsa minera promovido por Sandfire-Matsa ante la Delegación Territorial de Sostenibilidad, Medio Ambiente y Economía Azul de la Junta de Andalucía en Huelva. En las mismas se señalan las numerosas irregularidades detectadas en el proyecto y se apuesta por el reciclaje de los residuos mineros como vía de recuperación de minerales. Desde la organización ecologista se considera que el tan extendido mantra de la creación de empleo por parte de las empresas mineras no puede seguir sirviendo para justificar el sacrificio de nuestros pueblos y aprovechamientos tradicionales como la ganadería bajo la contaminación que estas industrias generan.

"Una nueva balsa minera en una provincia con un serio problema por la contaminación"

Esta balsa minera se sumaría a los más de 15 depósitos de residuos mineros (gran parte ellos abandonados) que drenan sustancias contaminantes a los arroyos y ríos de la provincia onubense. Este último mes la empresa promotora realizó una sesión supuestamente informativa en torno al “nuevo depósito de pasta”, dirigida a los vecinos de Valdelamusa. Desde Ecologistas en Acción se valora esta acción como un nuevo intento de propaganda por parte de Sandfire-Matsa para ganarse a la población local exponiendo medias verdades. Si realmente la empresa tuviera interés en la participación de los vecinos y vecinas más afectados, estas jornadas deberían haberse producido durante el primer periodo de información pública en los meses de agosto y septiembre y deberían haber incorporado voces críticas, para dar mejor capacidad a las poblaciones de evaluar cómo les afectará en caso de obtener autorización de la Junta de Andalucía para su ejecución.