Pedro Rodríguez denuncia el maltrato del Gobierno a Huelva

photo_camera Pedro Rodríguez le envía una carta al ministro de Transporte. Foto de archivo

Pedro Rodríguez, quien fuera el alcalde de Huelva durante 20 años, le ha dirigido una carta al ministro de Transportes, Óscar Puente, en su tablón de Facebook.

En su carta, el exalcalde habla de las palabras del ministro Puente de la "inversión bestial" que supondría la llegada del AVE a Huelva, la desigualdad y el trato a Huelva, y el desarrollo, crecimiento y modernización que, sin embargo, ha tenido lugar gracias al esfuerzo de los onubenses. 

Carta:

¡BUENOS DÍAS!

CARTA A OSCAR PUENTE

Señor Ministro de Transportes:

Esta carta la escribe quien fuera 20 años alcalde de Huelva (1995-2015), y, desde el minuto uno, reclamó al gobierno de España una mayor inversión publica en infraestructuras de comunicación (AVE), para Huelva.

Los distintos gobiernos populares y socialistas me escuchaban, sobre todo en campaña electoral, pero sin ningún éxito. A pesar de ello, los onubenses no perdíamos las esperanzas en que, algún día, los gobernantes podrían cumplir la palabra dada. Pero, con tus declaraciones en el desayuno de Europa Press, en Madrid: “El AVE no llegará a Huelva, porque supone un montón de tiempo y una inversión bestial de dinero…”, has frenado nuestros sueños y esperanzas.

Las palabras han sido desafortunadas, y le dan la razón al ex-alcalde de Madrid, Tierno Galván, quien decía: “El poder es como un explosivo: o se maneja con cuidado, o estalla”.

No sé, ministro, si tú eras muy consciente de que al descartar el AVE para Huelva, por suponer una inversión “bestial” tus palabras eran explosivas y podían estallar en los oídos y corazones de los onubenses.

Como así ha sido. Al descartar el AVE, por caro, y apostar por un “ancho internacional” más barato, nos has puesto a todos los onubenses mirando al espejo de lo que suele hacer tu gobierno. Con Cataluña y al País Vasco al concederle inversiones “bestiales”, a cambio de los apoyos en Madrid.

TANTA DESIGUALDAD NO SE PUEDE SOPORTAR MÁS

Y, querido ministro, tanta desigualdad en el trato no es soportable. Nos produce enojo, ira, rabia y hasta furia.

Tus palabras han conseguido enfadar profundamente a una tierra de gentes sencillas y pacificas, a veces, pasivas.

El onubense, entre el ser y el no ser, siempre elige el ser. Entre la queja y el hacer, siempre elige el hacer. Y de esta manera, ha construido su pasado, ejecuta su presente y proyecta su futuro.

Pero, ministro, hay momentos en el que te obligan a decir ¡¡basta!!. Y este, ahora, es uno de ellos.

En una economía global, basada en la movilidad, Huelva necesita más que nunca medios de transportes rápidos y de calidad, como el AVE y otras infraestructuras de comunicación.

En Huelva, tenemos grandes expectativas de crecimiento del turismo, del Puerto y de nuevas industrias tecnológicas, con los proyectos de combustibles limpios, basados en el hidrogeno verde, además de la agricultura del fruto rojo, como líder de la exportación en Europa.

Pienso que, como ministro de transportes y Movilidad Sostenible de España, debes saber que Huelva es una tierra milenaria, la ciudad más antigua de occidente y que el Estado nunca le ha dado lo que le pertenecía.

Huelva, ha sido la gran olvidada, quizá, por estar en la periferia, al sur de Andalucía, España y Europa.

Sin embargo, como te decía antes, el olvido y la falta de ayuda no ha sido impedimento para su crecimiento, desarrollo y modernización, gracias al talento y al esfuerzo de su gente. Para esta gente, 500.000 personas en la provincia, necesitadas de mejores infraestructuras de comunicaciones, y con el sueño del AVE, tus palabras han sido como un explosivo que les ha estallado en el corazón.

Termino: Ministro, tú sabes que en política no sólo sirve el criterio del dinero, sino más veces es el social. El buen político es aquel que es capaz de “hacer posible lo necesario”, en una sociedad. Huelva, necesita una línea ferroviaria de alta velocidad para alumbrar su futuro y poder ser competitiva, con las demás, en los próximos cien años. ¡BUENOS DÍAS!