Sacyr recoge sus cosas en Alcolea

Las obras de la presa de Alcolea, una de las grandes infraestructuras que se construían en la provincia, siguen paralizadas.

Nadie sabe hasta cuando. Algunos quienen ser optimistas al pensar que pronto habrá reanudación de los trabajos.

Pero existe preocupación. Entre los responsables políticos que no dudaron en hacerse una y otra foto junto a las obras, y entre los agricultores del Condado y la Campiña, que necesitan agua para garantizar sus cultivos de cara a los venideros años.

Lo último que hemos sabido es que el grupo Sacyr recoge sus cosas de los terrenos de Alcolea, es decir, retira aquellos útiles con los que ha venido trabajando, después de la paralización de dichos trabajos en los últimos meses.

Tras este paso, se prevé que puedan agilizarse los trámites para la publicación del concurso público que permita que otra empresa concluya la construcción de dicho embalse.

Desde la Junta Central de Usuarios de la presa, que preside Juan Antonio Millán, se está en permanente contacto con el Gobierno central y la Junta de Andalucía para seguir de cerca de esta situación.

Millán se ha mostrado convencido de que las obras se reanudarán, aunque aún no existe fecha para ello.

La paralización de dichas obras llegó a causa de desavenencias entre Sacyr y la sociedad estatal Aguas de las Cuencas de España (Acuaes).

La citada presa, con un presupuesto de 45 millones de euros, fue anunciada como un revulsivo para la agricultura de la provincia onubense.

Dicho embalse abarca varios términos municipales, sobre todo el de Gibraleón.