Las pequeñas y medianas empresas estallan contra la "injerencia" del Gobierno en su actividad

Pequeños empresarios de toda España han querido mostrar su "hartazgo" y la "preocupación" de la pyme española

Asamblea General anual de CEPYME.
photo_camera Asamblea General anual de CEPYME.

La Asamblea General anual de la Confederación Española de la Pequeña y Mediana Empresa (CEPYME) ha tenido como protagonista la lectura pública de un Manifiesto de la pyme española por la libertad de empresa, en el que pequeños empresarios de toda España han querido mostrar su "hartazgo" y la "preocupación" de la pyme española por las consecuencias de las políticas del Gobierno.

El presidente de CEPYME, Gerardo Cuerva, ha explicado que se trata de denunciar “la situación de ataque que estamos sufriendo, porque es injusta, porque lesiona nuestros legítimos derechos amparados en la Constitución y porque es objetivamente mala para nuestro país”.

Ante la aprobación continuada de "medidas intervencionistas en contra de la empresa española", CEPYME, en representación de toda la pequeña y mediana empresa, ha realizado este Manifiesto, aprobado por los órganos de Gobierno de la Confederación, para pedir la defensa de la libertad de empresa reconocida en el artículo 38 de la Constitución Española.

Cuerva ha señalado que solo se podrá hacer frente a esta situación “alzando la voz y levantando la cabeza con orgullo para reclamar nuestro papel protagonista en el crecimiento y el progreso de España, en la generación de innovación y, por supuesto, en la creación de empleo y en el sostenimiento de las políticas de bienestar. Voz de empresarios para defender a empresarios.” Y ha recordado que “nadie va a defendernos si no lo hacemos nosotros.”

La inauguración de la Asamblea ha estado a cargo de la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, y ha sido clausurada por el presidente de CEOE, Antonio Garamendi.

El Manifiesto de la pyme española por la libertad de empresa recoge las líneas que, en opinión de la empresa, el Gobierno no debería transigir con el fin de no interferir en el buen funcionamiento de la actividad empresarial, evitando su coerción y estableciendo obstáculos a su desarrollo. En definitiva, defender la libertad de empresa, cesar el intervencionismo y la estigmatización de la figura del empresario.

Reacción del Gobierno

Por su parte, el ministro de Economía, Comercio y Empresa, Carlos Cuerpo, ha valorado el manifiesto de las empresas como "extemporáneas", pero confía en conseguir un acuerdo con patronal y sindicatos para la reducción de jornada.

"Son unas declaraciones que en gran medida me parecen un poco extemporáneas por cuanto el Gobierno lo único que ha venido haciendo desde el principio ha sido apoyando y ayudando a las pymes", subraya el ministro.